26 de noviembre de 2020
29 de octubre de 2006

Irak.- Al menos 23 policías muertos en la primera jornada importante de violencia tras el Ramadán

BAGDAD, 29 Oct. (EP/AP) -

El asesinato de 23 policías en varios incidentes producidos en Irak podría marcar el inicio de una violenta campaña contra las fuerzas de seguridad iraquíes. El ataque más importante se produjo en la ciudad de Basora, al sur del país, donde los insurgentes secuestraron a 17 miembros del personal de una academia de la Policía iraquí y después los asesinaron.

Los milicianos sacaron por la fuerza a los 15 instructores de Policía y a dos traductores del autobús en el que viajaban y se los llevaron. El secuestro tuvo lugar a primera hora de la tarde y cuatro horas después los cadáveres aparecieron en distintos puntos de Basora, según informó bajo anonimato un capitán de la Policía.

Por otra parte, la tensión política se acentuó en Bagdad, cuando el vicepresidente suní del país, Tariq al Hashemi, amenazó con presentar su dimisión si el primer ministro Nouri al Maliki no actúa con rapidez para ilegalizar y perseguir a dos importantes grupos de milicianos vinculados a otros tantos partidos políticos chiíes.

Al-Maliki depende del respaldo de dos organizaciones políticas que cuentan con dos poderosas milicias, el Ejército del Mahdi liderado por el clérigo radical Muqtada al Sadr, y la Brigada Badr, brazo armado del bloque político chiíta más poderoso, el Consejo Supremo por la Revolución Islámica en Irak. En varias ocasiones Al Maliki ha rechazado romper sus vínculos con esos grupos.

Los asesinatos del domingo, al menos 33, sin contar con el descubrimiento de cadáveres y de cabezas de otras 24 víctimas, puso fin a cinco días de relativa calma tras concluir el mes sagrado de Ramadán.

PROCESIÓN

Por otra parte, una procesión de iraquíes hacia la ciudad santa del Islam, La Meca, fue atacada hoy por hombres armados que mataron a un peregrino suní, mientras las fuerzas de Estados Unidos afirmaron que con ataques por tierra y aire dieron muerte a unos 17 insurgentes que se preparaban para emboscar a una columna estadounidense.

Los peregrinos viajaban por una vía situada al sur de Bagdad, a unos 25 kilómetros de la ciudad de Baaquba. En el trayecto, fueron atacados con ametralladoras por hombres armados no identificados, informó una portavoz de la Oficina de Relaciones Públicas e Información de la provincia de Diyala. Ese tipo de agresiones suele ser una extensión de la violencia sectaria que tiende a crecer entre chiíes y suníes.

También en Baaquba, hombres armados no identificados mataron a dos policías en un céntrico cruce sobre el mediodía, informó un funcionario de la ciudad que pidió permanecer en el anonimato en cumplimiento con las normas de seguridad que protegen la identidad de los policías.

Por otra parte, el mando militar de Estados Unidos en Irak aseguró que sus efectivos respondieron la madrugada del domingo a dos ataques de insurgentes cerca de Balad, 80 kilómetros al norte de Bagdad. En el contraataque, aviones de combate estadounidenses mataron a tres presuntos insurgentes en una primera operación y a otros 14 en una segunda acción apoyada por fuerzas terrestres, añadió.