22 de mayo de 2019
3 de noviembre de 2008

Irak.- ONGs instan a EEUU e Irak a asegurar que el nuevo pacto de seguridad no sea una vía para el abuso de presos

BAGDAD, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Organizaciones sin ánimo de lucro locales e internacionales instaron a los Gobiernos iraquí y norteamericano a asegurar los derechos de los presos en las cárceles iraquíes, en referencia a una cláusula del acuerdo de seguridad entre ambas naciones que permitirá entregar a las autoridades iraquíes todos los detenidos que actualmente están bajo la custodia de Estados Unidos, según manifestó la agencia de Naciones Unidas 'IRIN'.

"Es obvio que la situación de los detenidos en prisiones custodiadas por los norteamericanos es mejor que la de los que están en prisiones iraquíes, sobre todo por la fama de profesionalidad que tienen los estadounidenses, a pesar de algunos casos de violación de Derechos Humanos", señaló la activista iraquí Basil al Azawi.

"Hemos encontrado muchos errores y malentendidos en las prisiones dirigidas por las fuerzas de seguridad de Irak, como el hecho de que un considerable número de sus instalaciones no estén preparadas para los presos y que la mayoría de los que están a cargo de ellas no tienen ningún conocimiento sobre Derechos Humanos, así que el maltrato puede tener lugar", añadió Al-Azawi, directora de la Comisión para las Empresas de la Sociedad Civil que acoge a cerca de 1.000 ONG y que alberga la idea de que el Gobierno iraquí debería hacerse cargo de todas las cárceles del país, pero antes necesita un entrenamiento especial.

"Es un deber para Irak obtener toda su soberanía y el total control de sus prisiones, pero tendrá que ofrecer programas que integren a las ONG en el tratamiento con los prisioneros", explicó Al-Azawi. "Debería existir una cooperación ilimitada entre el Gobierno y las ONG que implique el acceso total de estas organizaciones a las prisiones, ahora bastante limitado. Así tendrán un importante papel en la sociedad, como vigilantes de las violaciones a las que tendrán que poner fin", agregó.

EL PACTO DE SEGURIDAD

Desde mayo, Estados Unidos e Irak negocian un pacto de seguridad que permitirá a las fuerzas norteamericanas permanecer en el país hasta 2011. El acuerdo ha sido diseñado para reemplazar el mandato de Naciones Unidas y la presencia de tropas extranjeras en Irak, que expira el próximo 31 de diciembre.

Una de las cláusulas más importantes del convenio es que cualquier detenido por los estadounidenses tendrá que ser entregado a las autoridades iraquíes en 24 horas y todos los que actualmente están bajo custodia norteamericana (cerca de 17.000 personas) tendrán que ser puestos en libertad o transferidos al control iraquí.

En este sentido, el pasado 29 de octubre, Human Rights Watch (HRW) hizo un llamamiento al Gobierno de Estados Unidos para asegurar que las condiciones de entrega, así como las instalaciones iraquíes, serán las idóneas y respetarán los derechos de los presos. "Desde que Estados Unidos, se hizo asimismo sinónimo a los abusos de presos en Irak durante el escándalo de Abu Ghraib lo menos que puede hacer ahora es asegurar que el acuerdo de seguridad no será un nuevo camino para más abusos", expresó rotunda la directora de HRW para Oriente Próximo y el norte de África, Sarah Leah Whitson.