26 de noviembre de 2020
25 de enero de 2007

Irak.- Un parlamentario iraquí acusa a clérigos saudíes de fomentar la violencia interconfesional en Irak

EL CAIRO, 25 Ene. (EP/AP) -

Un parlamentario y clérigo iraquí, miembro del partido chií Consejo Supremo para la Revolución Islámica, Humam Hammoudi acusó hoy a clérigos saudíes, sin nombrarlos, de fomentar la violencia interconfesional entre suníes y chiíes en Irak.

Hammoudi, de visita en El Cairo para reunirse con clérigos egipcios, denunció que la guerra que vive Irak no es de índole civil, sino que por el contrario se trata de "un conflicto creado desde el exterior", alentado, criticó, por varios Estados árabes, a los que tampoco mencionó.

"Algunos de los países vecinos buscan un conflicto sectario en Irak, no hay guerra sectaria", subrayó Hammoudi, quien describió la violencia continuada en Irak de "conflicto creado desde el exterior tras la ocupación y alimentado por árabes y la ideología de extremistas".

En este sentido, Hammoudi, quien preside el Comité Constitucional, acusó a Arabia Saudí de promover "ideas radicales dirigidas a fomentar la violencia sectaria" en Irak, después de citar varios edictos religiosos emitidos por clérigos saudíes, sin nombrarles.

"Arabia Saudí supuestamente debería servir de punto unificador entre el mundo islámico, pero este conflicto sectario, que algunos saudíes están alimentando a través de sus edictos, se cargará todo", advirtió, al tiempo que tachó el sectarismo de "epidemia" contra la que "todos deberían luchar".

Recientemente, dos destacados clérigos saudíes declararon infieles y herejes a los chiíes de todo el mundo, mientras que el pasado lunes el clérigo saudí Abdullah bin Jabrain describió a los chiíes como "los enemigos más viciosos de los musulmanes".

Asimismo, prominentes clérigos de la rama suní wahabita, una de las más estrictas del Islam, pidieron hace un mes a los musulmanes suníes de toda la región de Oriente Próximo que apoyaran a sus hermanos en Irak contra la chiíes, alabando a la insurgencia en Irak.

Por otra parte, Hammoudi señaló que el Ejecutivo iraquí está abierto a todas las fuerzas en Irak, tras destacar que las negociaciones para implicar a todos los grupos en la resolución del conflicto en Irak "marchan bien hasta la fecha". "Las puertas están abiertas para todo el mundo ahora más que nunca, sobre todo después de que Sadam (Husein) y sus lugartenientes han sido ejecutados", subrayó.