28 de enero de 2021
20 de abril de 2006

Irak.- El Parlamento iraquí se reunirá esta tarde brevemente para aplazar la sesión hasta el domingo

BAGDAD, 20 Abr. (EP/AP) -

El Parlamento iraquí se reunirá esta tarde como estaba previsto pese a que la alianza chií había solicitado que se aplazara la sesión, ya que prevé reunirse el sábado para discutir sobre la candidatura del primer ministro, Ibrahim al Jaafari, a un nuevo mandato. El vicepresidente del Parlamento, Aref Tayfour, indicó a la prensa que con toda probabilidad la sesión será breve. "Es casi seguro que será aplazada y que se celebrará al principio de la próxima semana, probablemente el domingo", explicó.

El criticado primer ministro había pedido hoy a la alianza chií de la que forma parte que confirme su candidatura para un segundo mandato, tras lo cual los diputados chiíes anunciaron que se reunirán este sábado para discutir si mantienen su designación o cambian de nombre.

La medida representa la primera señal de que Al Jaafari podría abandonar su exigencia de otro mandato ante la fuerte oposición expresada tanto por suníes como por kurdos, y abriría la puerta para que los 130 diputados chiíes le sustituyan.

El portavoz de su partido Al Dawa, Jawad al Maliki, indicó que los diputados de la Alianza Unida chií se reunirán el sábado para tomar su decisión. La designación de Al Jaafari como candidato al puesto de primer ministro ha bloqueado la formación del gobierno de unidad nacional, cuatro meses después de las elecciones generales.

El anuncio se hizo horas antes de la sesión prevista del Parlamento iraquí con el fin de relanzar la formación del gobierno. Según un responsable chií, Ridha Jawad Taqi, la alianza chií iba a pedir que la sesión sea aplazada hasta el sábado o el domingo.

Al Jaafari se ha negado hasta ahora a abandonar su nombramiento que logró hace dos meses por un voto de diferencia entre los diputados chiíes. Según explicó hoy Al Maliki, que ha sido mencionado como posible candidato en sustitución del primer ministro, "se han producido circunstancias" que han llevado a Al Jaafari a "remitir esta cuestión de nuevo a la alianza para que adopte la decisión adecuada". Al Maliki explicó que el primer ministro no está renunciando pero "no se está aferrando a su puesto".