28 de noviembre de 2020
19 de agosto de 2007

Irak.- Los servicios sanitarios piden suministros médicos de emergencia para el noroeste de Irak

BAGDAD, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los médicos de los hospitales en los que están ingresadas las víctimas de la última oleada de atentados con bomba del noroeste de Irak, presuntamente dirigidos contra la comunidad yazadí, han pedido el envío urgente de suministros médicos, según informa la agencia de noticias de la ONU, IRIN.

"Necesitamos todo tipo de material de emergencia, pero especialmente escayola, algodón y analgésicos para ayudar a las víctimas que han perdido miembros o tienen cortes de gravedad", afirmó el doctor Dirar Muhamad, que trabaja en el hospital de Dahuk.

Un médico de una clínica cercana a Qahataniya, ciudad donde tuvieron lugar algunos de los ataques, afirmó que padecían carencias de equipamiento y sólo trabajan en ella dos médicos, lo que provocó que tuvieran que desviar a los heridos al hospital de Dahuk.

"Desde ayer (por el 14 de agosto), desde que llegó la primera víctima, los civiles han estado trayendo restos humanos hallados en las calles", explicó Muhamad. "Las agujas y los antibióticos también son necesarios con urgencia porque sin ellos, los pacientes que perdieron miembros podrían padecer serias infecciones y morir en cuestión de días", añadió.

200 MUERTOS

Según la Policía local, el balance total de muertos es de 200, pero aún se han enterrado pocos cadáveres y muchas de las víctimas están hechas pedazos.

"Algunos expertos han llegado desde Bagdad para ayudarnos a determinar a qué cuerpo pertenece cada resto", explicó el coronel de la Policía local Ahmed Salem. "Al menos 40 pacientes están en condición crítica y, según los médicos, podrían morir en cualquier momento", añadió.

Una cadena de cuatro atentados suicidas coordinados hirió a unas 300 personas, la mayoría yazadíes, el pasado 14 de agosto en el noroeste de Irak.