3 de diciembre de 2020
30 de septiembre de 2006

Irak.- El toque de queda frena la violencia en Bagdad, pero persiste en el resto del país

BAGDAD, 30 Sep. (EP/AP) -

La capital iraquí se mantuvo en calma hoy gracias al toque de queda impuesto por las autoridades ante el temor a ataques inminentes, pero la violencia persistió en otras zonas del país.

Un grupo de hombres armados mató a Malik Jebbar, un iraquí que había trabajado como intérprete para el Ejército estadounidense en un área situada a unos 95 kilómetros al sur de Bagdad, informó el capitán de la policía Muthana Jalid.

Otra persona falleció en la población de Iskandariya, unos 50 kilómetros al sur de Bagdad, cuando una bomba explotó en el centro de la ciudad, añadió Jalid. Otras cinco personas resultaron heridas por la explosión.

En Tal Afar, a unos 420 kilómetros al noroeste de la capital, la policía disparó a un presunto atacante suicida que se desplazaba en un vehículo. El automóvil explotó y mató a dos personas e hirió a otras 30, manifestó el teniente policial Nejim Abdulá.

El toque de queda fue impuesto en la capital después de la detención por parte de soldados estadounidenses del guardaespaldas de un político suní que podría estar preparando un importante ataque suicida en la Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran las sedes del Gobierno y varias embajadas extranjeras. Las autoridades prohibieron el tránsito de personas y vehículos por las calles de la capital ante el temor a que se llevase a cabo el plan.

En declaraciones al canal de televisión Al Arabiya el funcionario del ministerio del Interior Hussein Ali Kemal manifestó que la medida era para "impedir que la situación de la seguridad se deteriore".

Por otra parte, la policía de Bagdad encontró seis cadáveres en la zona oriental de la capital, al parecer víctimas de la violencia sectaria que sacude a la ciudad.

Otros dos cadáveres llegaron al depósito de cadáveres de la ciudad de Kut, a unos 160 kilómetros al sudeste de Bagdad. Al norte de esa misma localidad un policía murió tiroteado frente a su casa, informó la propia Policía iraquí.