29 de octubre de 2020
13 de enero de 2020

Irán demandará a Trump por la muerte de Soleimani y recalca que "debe comparecer ante un tribunal internacional"

Irán demandará a Trump por la muerte de Soleimani y recalca que "debe comparecer ante un tribunal internacional"
Mujeres en Irán con imágenes del general iraní Qasem Soleimani - ARASH KHAMOOSHI

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Irán han asegurado este lunes que demandará al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por la muerte del general iraní Qasem Soleimani y han recalcado que el mandatario "debe comparecer ante un tribunal internacional".

"La demanda será presentada mientras está en el poder como presidente de Estados Unidos", ha dicho el jefe del aparato judicial iraní, Ebrahim Raisi, según ha informado la agencia iraní de noticias FARS.

"No le dejaremos tranquilo. Debe comparecer ante un tribunal internacional", ha manifestado, antes de agregar que Trump "debe rendir cuentas por sus actos como sospechoso principal".

Soleimani murió junto al 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP) --una coalición de milicias progubernamentales iraquíes apoyadas por Teherán--, Abú Mahdi al Muhandis, y varios milicianos iraquíes, tras lo que Irán prometió que se vengaría por el ataque.

En respuesta a la muerte de Soleimani, Irán atacó el miércoles con misiles dos bases militares situadas en Irak en las que se encuentran desplegados soldados estadounidenses, en lo que el líder supremo iraní, Alí Jamenei, describió como "una bofetada" a Washington.

Trump aseguró horas después que los ataques se han saldado sin bajas, si bien un responsable de la Guardia Revolucionaria de Irán afirmó que en los mismos han muerto al menos a 80 militares estadounidenses.

Por su parte, las autoridades iraquíes criticaron duramente el bombardeo contra Soleimani y Al Muhandis y recalcaron que las FMP fueron un elemento importante en la lucha contra Estado Islámico en el país.

Por ello, el Parlamento aprobó el 5 de enero una moción que exige la expulsión de las tropas estadounidenses del país y obliga al Gobierno a comprometerse a hacer público cualquier acuerdo que alcance en el futuro para la presencia de asesores y formadores militares extranjeros.

Durante la jornada del 6 de enero, el Ejecutivo iraquí limitó las actividades de la coalición internacional y las redujo a los trabajos de entrenamiento y asesoría, prohibiendo sus movimientos por tierra y aire. Por ello, la coalición contra Estado Islámico anunció el 9 de enero una "pausa" de sus operaciones militares en Irak.