30 de noviembre de 2020
30 de septiembre de 2006

Irán.- Los países europeos presionaron a Irán para que suspendiera el enriquecimiento alegando problemas técnicos

TEHERÁN, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, reveló hoy que los países europeos con los que negocian su programa nuclear presionaron a los negociadores para que suspendieran durante unos pocos días el enriquecimiento de uranio con el pretexto de supuestos problemas técnicos. Además, Ahmadineyad defendió de nuevo el derecho "legal e inalienable" de Irán a desarrollar un programa de energía nuclear y denunció a "los enemigos del progreso y el desarrollo de Irán que se oponen a nuestro acceso a la energía nuclear con el pretexto del desarrollo de armamento nuclear".

El presidente iraní, que participó esta mañana en el acto de apertura del año académico universitario en la Universidad de Teherán, insistió en la necesidad de la energía nuclear en la época actual ya que "las reservas de combustible fósil están agotándose rápidamente y la utilización de este tipo de energía tiene un alto coste y es altamente perjudicial por la contaminación que provoca".

Los "enemigos del progreso de Irán no pueden presenciar los avances en ciencia y tecnología propiciados por la juventud iraní con la excusa de una desviación de Irán del sendero nuclear, niegan los derechos de Irán a la energía nuclear", añadió.

También subrayó que Irán no renunciará a su derecho y que los responsables al cargo del proyecto están obligados a restituir tal derecho a través de un proceso razonado. "Nuestros adversarios saben bien que una vez que Irán consiga acceder a la tecnología nuclear y volverse una potencia mundial, pronto se convertirá en modelo a imitar para otros países", afirmó.

"Mientras los enemigos prueban su segunda o tercera generación de bombas atómicas no cesan de expresar su inquietud por la posibilidad de que Irán se desvíe del sendero nuclear pacífico", señaló. "Las naciones del mundo deberían estar más preocupados por el uso que darán a esas bombas nucleares", manifestó.

Ahmadineyad subrayó la naturaleza pacífica del programa nuclear iraní y afirmó que todas las actividades nucleares de Irán son transparentes y que las instalaciones más importantes están abiertas al trabajo de los inspectores del organismo de control para la energía nuclear de la ONU.

El presidente emplazó a los responsables de ciencia, investigación y tecnología; así como a los de sanidad, tratamiento médico y enseñanza y los rectores de todas las universidades del país a organizar visitas a las instalaciones nucleares para proporcionar a los estudiantes una idea de los avances en el sector.

Además, señaló que un repaso a la historia de Irán es la mejor prueba de que el país siempre ha buscado la paz y de que nunca han agredido a ninguna otra nación.

Ahmadineyad recomendó a los "enemigos" de Irán llevar a cabo un acercamiento amistoso a la nación iraní, ya que no llegarán a ninguna parte con amenazas e intimidaciones. "Nunca conseguiréis poner vuestras manos sobre Irán o ,de lo contrario, tendríais que haberlo conseguido ya", afirmó.

El líder iraní afirmó que la era de los imperios y la intimidación ha terminado y añadió que ahora el intelecto y la cultura dominan el mundo.