26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 13 de abril de 2010

    Irán pide a la ONU que investigue las intervenciones militares en Afganistán e Irak

    NUEVA YORK, 13 Abr. (Reuters/EP) -

    El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, ha instado en un carta al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, a que abra una investigación independiente sobre las intervenciones militares realizadas por Occidente en Afganistán e Irak, ya que han causado "millones" de muertos, heridos y desplazados, han provocado un incremento en la producción de opio y han aumentado el número de "personas que siguen viviendo bajo la sombra de la amenaza" en la región.

    El dirigente iraní carga en la misiva contra los métodos utilizados por Estados Unidos y la OTAN contra el terrorismo en Oriente Próximo y dice a Ban que es su tarea como secretario general de la ONU el ordenar una investigación cuyos resultados deberían ser puestos a disposición de las 192 naciones que forman parte de la Asamblea General de Naciones Unidas.

    "Hemos resaltado una y otra vez que los persistentes problemas en nuestra región no necesitan de expediciones o acciones militares a gran escala", dice Ahmadineyad, cuyo país hace frontera con Afganistán en el este y con Irak en el norte. "Excelencia, se espera de usted que al menos designe un equipo independiente en el que confíen todas las naciones, para que abra una investigación sobre los objetivos principales de la presencia militar de la OTAN en Afganistán e Irak, los métodos que se han empleado y las consecuencias de su presencia", indica el presidente iraní en el documento, que se ha dado a conocer este lunes.

    Los medios iraníes aseguran que la carta enviada por Ahmadineyad a Ban solicita también una investigación sobre los atentados del 11-S y argumenta que éstos habían sido utilizados por Estados Unidos como pretexto para invadir Afganistán e Irak. Sin embargo, el texto difundido por Naciones Unidas a los periodistas no recoge tal reivindicación. El portavoz de la ONU Farhan Haq ha asegurado que Ban está estudiando el contenido de la misiva, que no hace referencia al controvertido programa nuclear de Teherán.