26 de agosto de 2019
  • Domingo, 25 de Agosto
  • 27 de julio de 2009

    Irán.- Solana admite que habrá que esperar a que se resuelva la crisis política iraní para retomar el contencioso nuclear

    BRUSELAS, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El alto representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Javier Solana, admitió hoy que habrá que esperar a que se resuelva la crisis política generada por las recientes elecciones presidenciales para que Irán responda a las propuestas de la Unión sobre el programa nuclear iraní. Asimismo, expresó su preocupación por la situación de los Derechos Humanos de los detenidos en el país persa.

    "No creo que en este momento vaya a haber una respuesta a la oferta que se hizo a finales de abril", declaró Solana a los periodistas antes de la cumbre que celebrarán hoy en Bruselas lo ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea. "No espero una respuesta rápida, tendremos que esperar a que la situación se resuelva para que haya una respuesta", agregó.

    El pasado 27 de abril, los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión instaron a Teherán a implicarse "seriamente" en la búsqueda de "una solución negociada" al contencioso que la comunidad internacional mantiene con Irán por su programa nuclear, de manera que se aborden "los intereses de Irán, incluido el desarrollo de un programa de generación de energía nuclear civil", así como "las preocupaciones de la comunidad internacional" respecto a la naturaleza de su programa.

    Solana declaró también que la UE está "muy preocupada" por la situación de los Derechos Humanos en Irán, incluido "el tratamiento que se da a los detenidos". En este sentido, declaró que la UE "seguirá muy de cerca" la situación de los ciudadanos europeos residentes en Irán y admitió que "no será fácil" conseguir la liberación de loa ciudadana francesa detenida el pasado 1 de julio, dado que "no tenemos muchos contactos en estos momentos".

    Los 27 "van a debatir esta cuesión" en la cumbre de Bruselas, añadió Solana. Por su parte, el ministro sueco de Asuntos Exteriores y presidente de turno de la UE, Carl Bildt, declaró ante los periodistas que la Unión ya ha dejado "clara" su opinión a las autoridades iraníes. "Discutiremos los siguiente pasos que se puedan dar a este respecto", explicó. "Tuvimos mucho éxito con los nueve ciudadanos de la Embajada británica, llevó tiempo y paciencia, pero fue posible", agregó.

    Clotilde Reiss, profesora adjunta universitaria francesa de 23 años, fue detenida en Irán el pasado 1 de julio y acusada de espionaje. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha pedido su liberación y ha rechazado los cargos que se le atribuyen. Las autoridades iraníes acusan a Occidente de incitar los disturbios en Irán tras las elecciones presidenciales del 12 de junio que dieron la victoria al presidente, Mahmud Ahmadineyad. El ministro de Exteriores galo, Bernard Kouchner, indicó al Parlamento que Reiss estuvo presente en las manifestaciones tras las elecciones en Irán y colgó en internet algunas fotos y comentarios.