15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 21 de julio de 2019

    Irlanda dice que el 'backstop' podría perfilarse en el acuerdo sobre la nueva relación entre Londres y Bruselas

    Irlanda dice que el 'backstop' podría perfilarse en el acuerdo sobre la nueva relación entre Londres y Bruselas
    El ministro de Exteriores de Irlanda, Simon Coveney NIALL CARSON/PA WIRE/DPA - ARCHIVO

    LONDRES, 21 Jul. (Reuters/EP) -

    El ministro de Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, ha insistido este domingo en que el acuerdo del Brexit no cambiará aunque haya un nuevo Gobierno en Reino Unido, aunque ha dejado la puerta abierta a perfilar el llamado 'backstop' en el acuerdo sobre la futura relación entre Londres y Bruselas.

    "Si un nuevo primer ministro británico decide que quiere cambiar la ambición de la futura relación entre Reino Unido y la UE, entonces ciertamente esperamos que el 'backstop' que parece no gustar a muchos en Reino Unido pueda evitarse", ha dicho en una entrevista concedida a BBC.

    Interrogado sobre el acuerdo del Brexit negociado por el Gobierno británico y la Unión Europea, el jefe de la diplomacia irlandesa ha insistido una vez más en que no es renegociable. "Simplemente, no nos vamos a mover del actual Acuerdo de Retirada", ha zanjado.

    El 'backstop' es como se conoce en la jerga comunitaria a la solución que las partes han ideado para evitar que, una vez consumado el Brexit, Irlanda del Norte e Irlanda vuelvan a tener una 'frontera dura', algo que buscan impedir a toda costa porque vulneraría los Acuerdos de Viernes Santo, que pusieron fin a décadas de conflicto armado.

    Los diputados británicos han rechazado hasta tres veces el acuerdo del Brexit, sobre todo por el 'backstop', porque temen que, en lugar de ser una solución temporal hasta que se pacte la relación futura --algo que solo comenzará tras la ruptura--, se convierta en algo permanente.

    La nueva fecha para el Brexit, que se ha aplazado ya varias veces, es el 31 de octubre. En este tiempo, el nuevo Gobierno británico --cuyo primer ministro se conocerá la próxima semana, al término de las primarias conservadoras-- tendrá que conseguir que el Parlamento apruebe el acuerdo actual o prepararse para una salida caótica.