6 de agosto de 2020
25 de marzo de 2014

Irlanda investigará escuchas ilegales realizadas por la Policía

DUBLÍN, 25 Mar. (Reuters/EP) -

Irlanda ha anunciado que va a investigar escuchas ilegales realizadas por la Policía a llamadas de varios teléfonos en un escándalo que ha supuesto la petición de la dimisión del ministro de Justicia por parte de la oposición.

El Gobierno ha comunicado que ha sido informado este martes de un sistema que grababa las llamadas telefónicas de varios terminales desde comisarías de la Garda, el cuerpo de policía irlandés.

"La implicación en las escuchas es de tal gravedad que se ha decidido crear una comisión de investigación para aclarar unos hechos que han generado gran alarma social", ha informado el Gobierno a través de un comunicado.

También ha declarado que se desconoce el motivo y la autoría de las escuchas telefónicas, y ha reiterado que no habrá más comentarios oficiales mientras dure la investigación.

El comisario de la Garda, Martin Callinan, ha renunciado a su cargo tras hacerse pública la información y la oposición ha pedido la dimisión del ministro de Justicia, Alan Shatter.

El Ejecutivo irlandés, compuesto por una coalición centro-izquierda entre los partidos Fine Gael y Laborista y que ha emprendido una política de austeridad para cumplir los objetivos de déficit fijados por la Unión Europea y el FMI, ha declarado que la práctica de grabar conversaciones ha sido algo habitual hasta que se suspendió en 2013.

El incidente ha salido a la luz después de que dos agentes de Policía hayan denunciado ante una comisión parlamentaria que altos cargos del cuerpo retiraron los puntos del carnet de conducir de forma inapropiada a varios delincuentes.

El primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, líder del centrista Fine Gael, ha mantenido su popularidad en las encuestas de opinión a pesar de su política de recortes. El apoyo al Partido Laborista se ha reducido y las elecciones locales y europeas del próximo mes de mayo serán un buen indicador de cara a los comicios generales de dentro de dos años.

Para leer más