2 de marzo de 2021
21 de junio de 2014

Israel acusa al enviado de la ONU para el proceso de paz de enviar 14 millones de euros a Hamás sin su permiso

El ministro de Exteriores israelí podría pedir mañana que fuera declarado 'persona non grata'

JERUSALÉN, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno israelí ha acusado al coordinador especial de Naciones Unidas para el proceso de paz, Robert Serry, de destinar 20 millones de dólares (14,7 millones de euros) a Hamás sin el permiso de las autoridades hebreas; una acusación que el propio Serry ha tachado de "disparatada" y "carente de base".

A primera hora de hoy, el medio israelí Canal 2 informó de que el ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, tenía intención de proponer como 'persona non grata' al enviado especial de la ONU tras conocer que había intentado transferir el montante a través de Qatar para pagar a los funcionarios palestinos del Gobierno de la Franja de Gaza.

Según Lieberman, ni Israel ni la Autoridad Palestina habían dado permiso a Serry para realizar la transferencia. Fuentes anónimas de la oficina del ministro de Exteriores explicaron que Lieberman ya había manifestado previamente su disconformidad con declaraciones de Serry sobre la situación en la región que el ministro entendió como "parciales" y "anti-israelíes".

Por contra, Serry ha declarado que ha actuado "con toda transparencia" durante la operación, y que su encuentro con las autoridades qataríes para gestionar el envío de los fondos había sido anunciado con dos semanas de antelación.

Además, Serry constató al diario 'Haaretz' que rechazó incluso la propuesta de Qatar para enviar directamente los fondos a Hamás porque temía una reacción airada de Israel y la Autoridad Palestina, que se habrían quedado completamente fuera del proceso.

Serry reiteró que sus intenciones fueron puestos en conocimiento de la oficina israelí para las actividades del Gobierno en los territorios palestinos y con el primer ministro palestino Rami Hamdalá. "Es absolutamente mentira que Naciones Unidas quisiera hacer esta operación sin su permiso. Expliqué a Hamdalá y a la oficina de coordinación israelí que la ONU iba a pedir el acuerdo de todas las partes", añadió.

De igual modo, Serry se declaró consternado por la iniciativa de Lieberman de prohibir su entrada en Israel. "Me he quedado atónito al escuchar esto a través de los medios. Ningún oficial israelí ha tratado directamente conmigo este tema", ha asegurado.

PODRÍA SER EXPULSADO MAÑANA

Lieberman tiene intención de reunirse mañana con sus principales subordinados para discutir la posibilidad de expulsar a Serry, un alto funcionario de Naciones Unidas, en lo que sería una decisión sin precedentes no solo para Israel, sino para un país occidental.

De momento, el primer ministro Benjamin Netanyahu solo se ha limitado a declarar su oposición a cualquier transferencia de fondos de Qatar a Hamás, a sabiendas de que solo él puede ratificar la expulsión.

Sin embargo, gran parte de los integrantes del Ministerio de Exteriores han manifestado entre bambalinas que la declaración de 'persona non grata' sería enormemente contraproducente por la repercusión internacional negativa que comportaría. De hecho, hace dos meses Lieberman --uno de los ministros más extremistas del Gobierno israelí-- ya intentó expulsar a Serry pero el Ministerio de Defensa consiguió cancelar su decisión.

Para leer más