4 de abril de 2020
5 de julio de 2018

Israel advierte a Siria contra trasladar a sus fuerzas hacia la frontera común

JERUSALÉN, 5 Jul. (Reuters/EP) -

El ministro de Seguridad Pública de Israel, Gilad Erdan, ha advertido este jueves a Siria contra la posibilidad de trasladar hacia sus fuerzas hacia la frontera común y ha recalcado que el Ejército israelí podría atacar en ese caso.

"Debemos verificar y hacer todo lo posible para aclarar, cara a cara con los rusos y con el Gobierno de (el presidente sirio, Bashar) Al Assad, que no aceptaremos presencia armada del régimen de Al Assad en las zonas que deben ser desmilitarizadas", ha dicho.

Tras ser preguntado sobre si Israel está preparado para tomar medidas preventivas contra el Ejército sirio, Erdan ha manifestado: "Sí, sin lugar a dudas", según el diario local 'Yedioth Ahronoth'.

En este sentido, ha citado como ejemplo los bombardeos llevados a cabo en los últimos meses contra instalaciones en Siria que supuestamente iban a ser usadas para ejecutar ataques contra Israel.

"En este caso, también, si hay una violación, y ciertamente la región sur de Siria, que está cerca de los ciudadanos del Estado de Israel, y se trasladan armas que no deberían estar allí, Israel actuará", ha advertido.

El Gobierno de Jordania ha asegurado este mismo jueves que ha tenido éxito a la hora de convencer a los rebeldes y a Rusia para que mantengan una nueva ronda de conversaciones para alcanzar un acuerdo sobre un alto el fuego en el sur de Siria.

Fuentes rebeldes han resaltado que las principales diferencias giran en torno a la exigencia a que los rebeldes entreguen sus armas de una sola vez o por fases antes de traspasar al Estado las zonas bajo su control, en un proceso que estaría supervisado por la Policía Militar rusa.

Durante la jornada, el Ejército sirio ha anunciado nuevos avances sobre el terreno en la provincia de Deraa (suroeste). Según la agencia estatal siria de noticias, SANA, las tropas gubernamentales han tomado la localidad de Saida.

Las fuerzas gubernamentales sirias y sus aliados están combatiendo a los rebeldes para intentar recuperar el control de la zona suroeste del país, uno de los últimos bastiones que mantienen los sublevados junto con la región del noroeste del país que hace frontera con Turquía.

LA OFENSIVA EN DERAA

La ofensiva de las dos últimas semanas, apoyada por la aviación de guerra de Rusia, ha conseguido arrebatar una amplia zona de territorio en el noreste de la capital homónima de la región de Deraa, además de que varias localidades se han rendido a las fuerzas de Al Assad.

Los combates y los ataques aéreos han provocado que más de 250.000 sirios abandonen sus hogares en el suroeste de Siria para intentar refugiarse en la frontera con Jordania y con Israel, según contó el lunes Naciones Unidas.

Los dos países ya han dicho que no abrirán sus fronteras a los refugiados. Jordania ya acoge más de medio millón de refugiados sirios que llegaron en los primeros años de la guerra y ahora ha distribuido más suministros dentro de Siria.

El suroeste de Siria es una de las llamadas "zonas de distensión" acordadas en 2017 por Rusia, Jordania y Estados Unidos en un intento por reducir la violencia. Antes del inicio de la ofensiva del régimen de Al Assad, Estados Unidos advirtió de que respondería si se incumplía el acuerdo de la zona de distensión pero hasta el momento no ha actuado y los rebeldes aseguran que ya les han comunicado que no recibirán ayuda norteamericana.

Para leer más