19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 23 de junio de 2009

    Italia.- Berlusconi duda que la "herida" que ha causado su divorcio pueda "cicatrizar" con el tiempo

    ROMA, 23 Jun. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Gloria Moreno) -

    El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, duda de que la herida que se ha abierto entre él y su segunda esposa, Veronica Lario, pueda llegar a "cicatrizar" con el tiempo, según declaró al semanario italiano 'Chi'.

    "Ha sido una herida muy dolorosa. No sé si el tiempo podrá hacerla cicatrizar", asegura el premier, que por primera vez desde su separación habla de su relación con Veronica Lario.

    Aun con todo, el premier asegura que su historia con Lario fue "una gran historia de amor" y "las grandes historias de amor no se borran nunca", asegura, admitiendo que está "triste" pero al mismo tiempo "sereno".

    En la entrevista a 'Chi', que saldrá publicada mañana, Berlusconi también lamenta el "barro" que todos estos escándalos están arrojando sobre sus hijos, aunque todo esto "nos ha unido todavía más" que antes, asegura.

    A principios del pasado mes de mayo Lario anunció su intención de pedir el divorcio. Según explicó ella misma, la gota que colmó el vaso fue la participación de Berlusconi en la fiesta de 18 cumpleaños de una joven napolitana, Noemí Letizia. De hecho, Lario acusó a su marido de haber tenido relaciones con menores de edad, motivo por el que dijo no poder seguir con él.

    En la misma entrevista a 'Chi' Berlusconi también afronta el nuevo escándalo que se ha desatado en torno a su vida privada y en el que se le acusa de haber pagado a chicas jóvenes para que participaran en las fiestas que se celebraban en sus lujosas residencias.

    De ello se ha ocupado la Fiscalía de Bari (sur de Italia), que ha iniciado una investigación judicial al respecto. Berlusconi asegura que, detrás de esta investigación, "hay alguien que ha dado órdenes muy precisas y ha pagado muy bien a la señora D'Addario", en referencia a Patrizia D'Addario, que fue la primera mujer que denunció el caso ante la Justicia.

    Además de ella, los jueces están escuchando los testimonios de otras mujeres, algunas de las cuales han ofrecido más detalles sobre lo sucedido en diversas entrevistas a la prensa, que también ha publicado las fotos tomadas en algunas de estas fiestas.