24 de mayo de 2019
4 de junio de 2008

Italia.- Berlusconi escenifica con sus encuentros con Zapatero y Sarkozy su "regreso" a la escena internacional

La prensa italiana cree que la "marcha atrás" del primer ministro en cuanto al delito de inmigración ilegal busca un acercamiento a Europa

ROMA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, hizo ayer su "rentrée" en la escena internacional y lo hizo de la mano de "los dos países más importantes del Mediterráneo", España e Italia, con sus encuentros con los respectivos presidentes, José Luis Rodríguez Zapatero y Nicolas Sarkozy.

Para la prensa italiana, sus declaraciones de ayer dando "marcha atrás" en la polémica sobre el delito de la inmigración ilegal, que según él ahora sólo será un "agravante", obedecen a un intento por romper "el aislamiento" que de los últimos tiempos de Italia en Europa.

"Berlusconi, eje con Sarko y deshielo con Zapatero", titula su información el 'Corriere della Sera' y subtitula: "Il Cavaliere 'debuta' en Europa: 'Con Francia en sintonía en todo'. El primer ministro español: somos países hermanos".

Aunque el escenario en el que se produjeron los dos encuentros difiere, ya que el presidente español fue recibido al margen de la conferencia de la FAO mientras Sarkozy se entrevistó con Berlusconi en el Palacio Chigi, el primer ministro italiano "ha demostrado recuperar con los socios europeos un tema delicado como es la inmigración, después de semanas de críticas y de borrascas por la cuestión del delito de la inmigración clandestina", destaca el diario.

Por otra parte, en una columna de opinión el diario milanés resalta que "El aislamiento europeo se ha roto pero surge la Liga", en referencia al socio de coalición de Berlusconi, que nada más señalar este ayer que su postura, expresó su "sorpresa" y malestar y advirtió que podría dañar la credibilidad del Gobierno.

"El apoyo del presidente francés, pero también del primer ministro español, han aliviado de golpe las tensiones. El modo en el que Berlusconi ha aceptado desclasificar "personalmente" la clandestinidad como delito por simple agravante, ha resultado ser un movimiento hábil, aunque deba hacer frente a la sorpresa de la Liga, que abre la primera división en la mayoría", subraya el artículo.

DOS OPCIONES

"El presidente del Consejo tenía dos opciones delante: o construir con Francia y España el 'pacto sobre la inmigración' propuesto por Sarkozy, o encontrarse preso de las posiciones más extremas del centro-derecha, criticado por la UE, la ONU e incluso el Vaticano". Pero, advierte el texto, "Berlusconi deberá pagar un precio en el plano interno".

'La Stampa' dedica dos páginas a abordar el cambio de posición del primer ministro italiano en materia de inmigración ilegal y sus encuentros de ayer con Zapatero y Sarkozy. En la primera titula "Clandestinos, desencuentro entre Berlusconi y la Liga", mientras que en la segunda resalta: "Pero Silvio hace las paces con Zapatero" y se destaca que "recupera el eje con el amigo Sarkozy que le abraza: menos mal que has vuelto".

El artículo de opinión que ilustra esta información lleva como título "La 'rentrée' del Cavaliere" y resalta que "para su regreso a la escena internacional Silvio Berlusconi ha escogido un personaje que conoce de memoria, el del 'seductor'". Según su autor, "para cerrar la polémica con el Gobierno Zapatero sólo ha necesitado cinco minutos y el primer ministro español inmediatamente se ha convertido en 'José Luis'".

A continuación, el encuentro con Sarkozy y "para su 'rentrée' internacional al final se ha inventado un golpe escénico". "Con unas pocas bromas durante la rueda de prensa con Sarkozy ha dado a entender que el delito de inmigración clandestina contenido en el proyecto de ley del Gobierno será probablemente un 'agravante'", añade el diario, que considera que con este cambio, el primer ministro buscaba entre otras cosas "preparar su encuentro del viernes con el Papa".

Por último, 'La Repubblica' considera que las palabras de Berlusconi forman parte de "el cálculo y la propaganda". "La seguridad es el terreno más favorable para el marketing político y Berlusconi lo sabe mejor que nadie. Luego es la realidad la que se encarga de separar los anuncios propagandísticos de la decisiones", señala el artículo de opinión de este diario sobre la cuestión, que considera que Berlusconi se ha visto "obligado dar, por necesidad, un paso atrás sobre la inmigración ilegal".

En cuanto a los encuentros bilaterales de ayer, resalta el "armisticio entre Roma y Zapatero" y se hace eco de las explicaciones del presidente del Gobierno quien aclaró que no se calificó de "xenófobo" al Ejecutivo italiano sino a "algunas reacciones populares localizadas".

El cambio de posición de Berlusconi parece contar con el beneplácito de los italianos. Según una consulta 'online' realizada por la 'Repubblica' y publicada hoy en su edición impresa, el 84,9% de los italianos consideran que es "equivocado" el convertir en delito la inmigración ilegal y prefiere que "sólo se persiga a los irregulares que delinquen y se promueva la regularización de los honestos". Frente a ellos, el 15,1% cree que es "justo el que quien se encuentra en Italia sin tener el permiso de residencia sea castigado con la máxima severidad".