4 de diciembre de 2020
13 de junio de 2007

Italia.- Indignación en Italia tras el levantamiento del arresto domiciliario al nazi Priebke

ROMA, 13 Jun. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

Diversos dirigentes políticos italianos --entre ellos el ministro de Justicia, Clemente Mastella, y el alcalde de Roma, Walter Veltroni-- expresaron hoy su indignación y desconcierto ante el levantamiento del arresto domiciliario al criminal de guerra nazi Erich Priebke.

Priebke, de 93 años, fue condenado a cadena perpetua por capitanear la matanza de las Fosas Ardeatinas perpetrada en marzo de 1944, en la que murieron un total de 335 civiles italianos en represalia a un atentado partisano en el que habían muerto 33 soldados alemanes.

A partir de ahora, el ex oficial de las SS podrá abandonar diariamente el apartamento de Roma en el que cumplía su pena para ir a trabajar a la oficina de su abogado, Paolo Giachini, según decidió un tribunal militar italiano.

La decisión, dada a conocer ayer por los medios de comunicación, causó perplejidad y consternación en toda Italia. Hoy mismo, el ministro de Justicia, Clemente Mastella, manifestó su "cercanía" a la comunidad judía, asegurando que si fuera hebreo "no estaría nada contento", aunque también "como ciudadano estoy bastante perplejo", aseguró.

Por su parte, el alcalde de Roma, Walter Veltroni, también expresó su solidaridad con las familias de las víctimas de la masacre, mientras que representantes políticos de otros partidos como La Margarita o Refundación Comunista, también alzaron su voz contra la decisión del tribunal.

Asimismo la Asociación Nacional de Partisanos de Italia (Anpi) consideró que "la decisión renueva, una vez más, el dolor de los familiares de las víctimas e indigna a todos aquellos que lucharon por la libertad de nuestro país".

En declaraciones al diario 'Il Corriere della Sera', la presidenta de la asociación de víctimas de las Fosas Ardeatinas, Rosetta Stame, manifestó su enojo, asegurando que "ahora nos sentimos burlados, peor todavía, continúan burlándose de los muertos".