28 de enero de 2021
3 de diciembre de 2020

Italia registra 993 fallecidos y aboga por "evitar una tercera ola" con las restricciones para Navidad

Italia registra 993 fallecidos y aboga por "evitar una tercera ola" con las restricciones para Navidad
Una mujer en Roma - CECILIA FABIANO/LAPRESSE VIA ZUM / DPA

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Italia ha registrado este jueves su peor dato en lo que a fallecidos se refiere desde el inicio de la pandemia, con 993 decesos en 24 horas, mientras que el primer ministro, Giuseppe Conte, ha abogado por "evitar el riesgo de una tercera ola" con las fuertes restricciones que prevé imponer para limitar los desplazamientos, y con ello los contagios, durante la Navidad.

Según ha informado el Ministerio de Salud, en las últimas 24 horas se han contabilizado además otros 23.225 contagios de entre los más de 226.000 test efectuados, un dato en línea con días anteriores aunque ligeramente superior --el miércoles hubo 20.709 casos y se realizaron 207.143 pruebas--.

Con ello, la pandemia deja ya en Italia 1.664.829 contagios confirmados y 58.038 víctimas mortales desde que se detectó el primer caso a finales de febrero. Hasta ahora 846.809 personas han superado la COVID-19, con otros 23.474 pacientes que han recibido el alta en el último día.

En este contexto, Conte ha defendido que el Gobierno se ha visto "obligado" a introducir nuevas restricciones de cara a la Navidad, con las que ha abogado por "evitar el riesgo de una tercera ola que podría llegar ya en enero". En rueda de prensa, ha recordado que "el camino hacia el final de la pandemia aún es largo" y ha reiterado que una hipotética tercera ola "no podría ser menos violenta que la primera y segunda".

En concreto, el Gobierno ha prohibido desplazarse entre regiones entre el 21 de diciembre y el 6 de enero, mientras que el 25 y el 26 de diciembre y el 1 de enero también estará prohibido desplazarse entre municipios, salvo por exigencias laborales o motivos de salud.

Además, se mantendrá el toque de queda en vigor entre las 22.00 y las 5.00 horas, si bien en Nochevieja se prolongará hasta las 7.00 horas del 1 de enero. Por lo que se refiere a las tiendas, podrán abrir hasta las 21.00 horas, salvo los festivos, mientras que los centros comerciales cerrarán los fines de semana.

Los restaurantes abrirán los días festivos hasta las 18.00 horas, como hasta ahora, mientras que en los hoteles solo será posible ofrecer servicio de habitaciones a partir de esa hora a los huéspedes. Los italianos tampoco podrán trasladarse a su segunda residencia en el periodo navideño.

Por otro lado, los italianos que se trasladen al extranjero por razones turísticas entre el 21 de diciembre y el 6 de enero tendrán que someterse a una cuarentena a su regreso a Italia, igual que los extranjeros que lleguen al país en ese período temporal. Las estaciones de esquí también permanecerán cerradas desde el viernes y hasta el 6 de enero.

Por último, Conte ha admitido que las autoridades italianas "no pueden entrar" en los domicilios de las personas e imponer las restricciones, por lo que ha apelado a la responsabilidad individual y ha trasladado la recomendación "encarecida" de no recibir personas con las que no se conviva, informa Adnkronos.

Las medidas propuestas por el Gobierno, que entrarán en vigor desde este viernes, han generado malestar, sobre todo entre los presidentes regionales, molestos con que no se les haya consultado de antemano, por lo que han mostrado su "estupor" tras haber conversado con el jefe del Ejecutivo.

VACUNACIÓN DE TODA LA POBLACIÓN

En otro orden de cosas, el comisario extraordinario para la emergencia, Domenico Arcuri, ha indicado que Italia podría haber completado la vacunación de toda su población "entre el segundo y el tercer trimestre de 2021". Según ha explicado en una comparecencia parlamentaria, "el plan para la distribución y el suministro de las vacunas está sustancialmente listo". "Cuando haya vacunas estaremos listos", ha recalcado.

El miércoles, el ministro de Salud, Roberto Speranza, había indicado que el Gobierno preveía la vacunación gratuita y voluntaria de los ciudadanos, empezando por los grupos de riesgo y confiando en llegar a una "inmunidad de grupo". Asimismo, señaló que el plan es adquirir algo más de 200 millones de dosis, más que suficiente para vacunar a toda la población italiana.

Para leer más