3 de diciembre de 2020
1 de septiembre de 2007

Italia.- La UE asegura que la reducción del tráfico de Alitalia en Milán-Malpensa no infringe la normativa comunitaria

ROMA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

La decisión de Alitalia de reducir su tráfico aéreo en el aeropuerto de Milán-Malpensa no infringe la normativa comunitaria ya que es una decisión de carácter estrictamente comercial, informaron ayer fuentes de la Unión Europea a la prensa italiana.

"La reducción de los vuelos en un determinado aeropuerto o su cambio de un aeródromo a otro son decisiones de carácter puramente comercial, que no afectan a ninguna normativa comunitaria", explicaron dichas fuentes.

La Unión Europea responde así al gobernador de la región de Lombardía --situada en el Norte de Italia y cuya capital es Milán--, Roberto Formigoni, que anunció ayer la presentación de un recurso ante la UE tras la decisión de la aerolínea de reducir las rutas en Malpensa a favor del aeropuerto de Roma-Fiumicino.

No obstante, Formigoni, en una nota oficial publicada por la prensa italiana, ha tachado estas fuentes de "anónimas e inexpertas", que han contestado "presuntuosamente a una cuestión que todavía no ha sido formulada". "La Unión Europea tiene relevantes competencias en materia de tráfico aéreo", recalcó Formigoni.

La SEA, sociedad encargada de la gestión de los aeropuertos de Milán, consideró que si se cumple el plan industrial, el país quedará fuera de los "grandes mercados mundiales del tráfico aéreo" y la compañía se "regionalizará".

Por su parte, los sindicatos han exigido tanto a políticos como a directivos "cumplir con su deber porque la salvación del grupo Alitalia tiene una última ocasión". En una declaración conjunta, distintas asociaciones sindicales han recordado que el objetivo "prioritario" es reducir las pérdidas, a través de cambios en la red de rutas, suspensiones de las rutas no rentables, revisiones en la organización del trabajo y una reducción de los aviones y del personal.

El pasado jueves, el consejo de administración de Alitalia aprobó un nuevo plan industrial, denominado 'plan de supervivencia', que implicará recortes de personal y de aviones, aún no cuantificados, así como una reorganización de los 'hubs' --centros de interconexión de vuelos-- de Roma-Fiumicino y Milán-Malpensa. Asimismo, la aerolínea prevé suspender los vuelos actualmente no rentables y que no cuenten con perspectivas de recuperación y buscará la recuperación de la eficiencia y de la productividad tanto de los recursos humanos como de la flota.

En lo referente a Milán-Malpensa, prevé relanzar las actividades 'punto a punto', desarrollar la actividad de su compañía de bajo coste Volare Web sobre los mercados más turísticos, el desarrollo de la actividad 'charter' de largo radio mediante Air Europe y la consolidación de la actividad de cargo.