25 de abril de 2019
30 de enero de 2008

Japón.- Honda aumenta un 38% su beneficio trimestral, hasta la cifra récord de 1.266 millones

TOKIO, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El grupo automovilístico japonés Honda obtuvo un beneficio neto de 200.000 millones de yenes (1.266 millones de euros al cambio actual) en el tercer trimestre de su año fiscal 2007-2008 (octubre-diciembre), lo que supone un aumento del 38,1% respecto al mismo período del ejercicio anterior y un récord para la compañía, que ha revisado al alza sus previsiones de ganancias.

Honda explicó que este crecimiento de su beneficio neto se explica por el aumento de las ventas y de los ingresos, así como por las medidas encaminadas a la reducción de costes. Todos estos factores compensaron otros negativos como el encarecimiento de las materias primas o los mayores gastos en investigación y desarrollo (I+D).

La facturación de Honda entre los pasados meses de octubre y diciembre se elevó a 3,04 billones de yenes (19.270 millones de euros), lo que se traduce en una progresión del 10% en comparación con el mismo período del ejercicio anterior. El resultado operativo creció un 34,7%, hasta 276.200 millones de yenes (1.748 millones de euros).

Honda vendió en todo el mundo 991.000 automóviles en su tercer trimestre fiscal, lo que representa un aumento del 8,3%, gracias a la positiva evolución en los mercados de Norteamérica, Europa y Asia. Por su parte, las ventas de motocicletas se redujeron un 14,4%, con 2,36 millones de unidades, y las de maquinaria descendieron un 14,8%, con 1,17 millones de unidades.

ELEVA PREVISION DE BENEFICIO.

La multinacional nipona revisó al alza sus previsiones de beneficio neto para el conjunto del año fiscal 2007-2008, que concluirá el próximo 31 de marzo. Así espera obtener unas ganancias de 690.000 millones de yenes (4.367 millones de euros), un 16,5% más que en el ejercicio anterior y un 7,8% por encima de la anterior estimación.

Por contra, Honda rebajó ligeramente sus estimaciones de ingresos para el presente ejercicio, que espera cerrar con un volumen de negocio de 12,1 billones de yenes (76.900 millones de euros), aunque la cifra es superior en un 9,6% a la contabilizada en el año fiscal 2006-2007.