20 de octubre de 2020
22 de septiembre de 2020

Johnson avisa de que Reino Unido está en un "peligroso punto de inflexión" por la pandemia

Johnson avisa de que Reino Unido está en un "peligroso punto de inflexión" por la pandemia
Boris Johnson en la Cámara de los Comunes - -/HOUSE OF COMMONS VIA PA WIRE/D / DPA

El primer ministro deja a un lado el optimismo del verano al anunciar medidas en principio para seis meses

Reino Unido registra casi 5.000 positivos en 24 horas y supera los 400.000 en total

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha anunciado ante la Cámara de los Comunes un endurecimiento de las restricciones para hacer frente a la pandemia de coronavirus, admitiendo que el país está en un "peligroso punto de inflexión" y que es necesario "actuar" para contener el repunte de contagios que se ha venido registrando en estos últimos días.

Johnson ha admitido que es necesario un "delicado equilibrio" en el que por una parte se contemplen cuestiones de salud pública y, por otra, se garanticen los menores efectos posibles para una economía que arrastra los efectos de las sucesivas medidas adoptadas desde marzo, incluido un confinamiento nacional.

En un mensaje dirigido a la nación para concienciar de la importancia de acogerse a las nuevas restricciones de cara a un "difícil invierno", ha recalcado que Reino Unido debe "mostrar disciplina y resolución, además de un espíritu de unidad que permita atravesar" los malos momentos.

Tras recordar que entre las medidas se encuentran nuevos toques de queda y un uso más restrictivo de las mascarillas, el mandatario ha alertado de que el Gobierno está dispuesto a hacer uso del Ejército "si fuera necesario" para hacer que se cumpla con las nuevas medidas.

"Nunca antes en nuestra Historia ha dependido tanto el destino común ni la salud de todos en el comportamiento de cada individuo. Si seguimos las normas juntos saldremos de este invierno juntos", ha manifestado antes de insistir en que los próximos meses serán duros.

Así, ha expresado que la lucha contra la COVID-19 "no se ha terminado de ninguna manera". "No tengo duda, sin embargo, de que hay mejores días por delante", ha manifestado.

"Si bien los médicos están preocupados por los datos actuales y el peligro que supone el invierno, tienen una postura unánime sobre el hecho de que las cosas mejorarán en primavera, cuando tengamos la esperanza de una vacuna y de la realización de pruebas en masa", ha aseverado.

DESCARTA UN NUEVO CONFINAMIENTO

El 'premier' ha descartado un segundo confinamiento, pero ha advertido de que los ingresos en hospitales ya se han duplicado --este martes había 1.319 ingresados-- y la situación solo puede ir a peor conforme avancen los meses y llegue el invierno. En este sentido, aunque ha defendido la capacidad del sistema para aumentar el número de pruebas, ha advertido de que con esto solo no basta.

El discurso de Johnson ha ido variando en estas últimas semanas al tiempo que se ha reinvertido la curva de contagios, de nuevo al alza. Así, después de defender que septiembre sería el mes de la vuelta a las clases y a la oficina, ahora el primer ministro a exhortado a la población a seguir trabajando desde casa siempre que sea posible, según la BBC.

Los negocios, ha añadido, podrán seguir funcionando pero respetando nuevos protocolos, algo que se hará palpable por ejemplo en bares y restaurantes. Los establecimientos de hostelería deberán cerrar a las 22.00 horas y permitir únicamente servicio en mesa, mientras que el número de invitados a bodas cae a un máximo de 15.

"Lamento que vaya a afectar a muchos negocios que estaban empezando a remontar, pero tenemos que actuar", ha justificado Johnson ante los diputados. "Estamos adoptando medidas decisivas y apropiadas para salvar vidas mientras protegemos el empleo y los ingresos", ha explicado en otro momento de su discurso.

POSIBLES NUEVAS MEDIDAS

El mandatario británico prevé que las nuevas normas estén en vigor seis meses y ha subrayado que "solo funcionarán si la gente cumple", razón por la cual ha anunciado que se aumentarán las multas. Las autoridades castigarán con 200 libras a quienes no lleven mascarilla en los casos en que sea obligatoria y con 10.000 libras las violaciones de la cuarentena.

Si todas estas acciones fracasan, no descarta ir más allá. "Nos reservamos el derecho a aplicar restricciones significativamente mayores", ha dicho, confiado no obstante en que no será necesario si "el comportamiento cambia" en estas próximas semanas. "Si la gente no cambia y sigue las normas, entonces nos reservamos el derecho a ir más allá", ha afirmado.

Reino Unido ha venido registrando en los últimos días entre 3.500 y 4.000 nuevos casos diarios, pero los expertos del Gobierno británico ya avisaron el lunes de que, si avanza el crecimiento exponencial, a mediados de octubre podría haber hasta 50.000 positivos cada 24 horas.

El Ministerio de Sanidad ha confirmado este martes un nuevo repunte de contagios, con al menos 4.926 en 24 horas. Desde el inicio de la pandemia se han registrado ya 403.551 positivos y 41.825 fallecidos, 37 víctimas mortales más de las recogidas en las estadísticas hasta el lunes.

Contador

Lo más leído en Internacional