26 de mayo de 2019
  • Sábado, 25 de Mayo
  • 11 de marzo de 2010

    La Junta birmana permite al partido de Suu Kyi la reapertura de sus oficinas regionales

    RANGÚN, 11 Mar. (Reuters/EP) -

    La Liga Nacional por la Democracia (NLD) de Birmania, el partido de la líder opositora y premio Nobel de la paz Aung San Suu Kyi, ha recibido autorización de la Junta Militar que gobierna el país para reabrir sus oficinas regionales, informó este jueves el portavoz del NLD, Nyan Win.

    Los dirigentes birmanos decretaron la clausura de todas las sedes de la formación opositora el 30 de mayo de 2003 después de que personas vinculadas a la Junta atacasen un convoy en el que viajaba Suu Kyi, un incidente en el que perdieron la vida varios seguidores del NLD.

    "Sí, se trata de un paso positivo", señaló Win, quien sin embargo se mostró cauto. "Quieren que tomemos parte en las elecciones, pero nosotros aún no hemos tomado ninguna decisión al respecto. Necesitamos aclarar las cosas con nuestros máximos dirigentes, entre ellos Aung San Suu Kyi", agregó el portavoz del NLD.

    La Junta ha anunciado que convocará elecciones a lo largo de 2010, algo que muchos han considerado como una burla y un intento por aparentar que en Birmania existe la democracia.

    A principios de esta semana, las autoridades birmanas comenzaron a publicar las leyes electorales, que impiden la concurrencia a los comicios a aquellos políticos que cumplen condena, como Suu Kyi, quien ha estado privada de su libertad durante 15 de los últimos 21 años y que actualmente se encuentra bajo una pena de arresto domiciliario de 18 meses.

    Muchos otros líderes del NLD se encuentran entre los más de 2.000 presos políticos de Birmania, según datos de diversas ONG. De acuerdo con las leyes electorales decretadas por la Junta Militar, ninguno de ellos podría presentarse a las elecciones, cuya fecha aún no ha sido determinada.

    Win describió como "completamente inaceptables" algunas de las disposiciones de la normativa electoral. Los partidos que quieran registrarse para los comicios también tendrán que entregar un escrito en el que expresen su respeto a la Constitución de 2008, que ha sido rechazada sistemáticamente por el NLD.