20 de abril de 2019
26 de diciembre de 2014

Juzgan a un neozelandés en Birmania por promocionar su bar con un imagen de Buda

RANGÚN, 26 Dic. (Reuters/EP) -

Un ciudadano neozelandés propietario de un bar en Rangún debe responder ante la Justicia birmana de supuestos insultos a la religión después de promocionar su establecimiento con un cartel en el que aparece una psicodélica imagen de Buda con auriculares.

El propietario, Phil Blackwood, fue imputado este mes junto a dos birmanos por la publicación del cartel, en la que se anunciaban bebidas baratas. Los tres se enfrentan a una pena de hasta cuatro años de cárcel en caso de ser condenados.

Blackwood se ha declarado este viernes no culpable y ha recordado que retiró la imagen de Facebook y pidió disculpas después de darse cuenta de la polémica generada. "Creo que la ley dice que el acto debe ser deliberado, con malicia e intención de ofender", ha dicho Blackwood para justificar su absolución.

La defensa ha denunciado que su cliente ha recibido mensajes anónimos en las redes sociales en los que se le amenaza con cortarlo en pedazos y quemarlo.

NACIONALISMO BUDISTA

También este mes, un destacado dirigente del principal partido de la oposición fue detenido después de pronunciar un discurso en el que, según explicó él mismo, advertía de los riesgos de interpretaciones extremistas del budismo.

El Gobierno ha levantado ciertas restricciones en materia de libertad de expresión, asociación y medios, pero estas reformas han ido acompañadas de un auge del nacionalismo budista. El principal objetivo de estos movimientos han sido los musulmanes, que representan al 5 por ciento de la población, y desde junio de 2012 al menos 240 personas han muerto víctimas de la violencia interreligiosa.

Para leer más