2 de abril de 2020
23 de abril de 2018

Karadzic pide en La Haya la anulación de su condena por genocidio y crímenes de guerra y un nuevo juicio

Karadzic pide en La Haya la anulación de su condena por genocidio y crímenes de guerra y un nuevo juicio
REUTERS / YVES HERMAN

Las 'madres de Srebrenica' le llaman mentiroso por negar que amenazara a los musulmanes con acabar en una "autopista del infierno"

LA HAYA, 23 (Reuters/EP)

El exlíder serbobosnio Radovan Karadzic ha solicitado este lunes ante un tribunal de crímenes de guerra que se revoque la condena a 40 años de prisión que le fue impuesta por genocidio y crímenes contra la humanidad en la guerra de Bosnia y Herzegovina (1992-1995) y que se celebre un nuevo proceso judicial.

En su intervención ante el tribunal de La Haya que dirime su recurso, Karadzic ha acusado a los fiscales del caso de haber intentado engañar a la corte sacando sus declaraciones de contexto y ha afirmado que cuando en 1992 aseguró que los musulmanes bosnios se encontrarían en una "autopista hacia el infierno" solo buscaba avisar del riesgo de que el país acabara en una guerra civil.

DICE QUE LOS FISCALES SOLO BUSCAN "MANCILLARLE"

Vestido con traje gris y ante la mirada de representantes de las víctimas del genocidio de Srebrenica, Karadzic ha dicho que los fiscales del proceso le han malinterpretado con el objetivo de "mancillar" su imagen para "retratarle" como una persona que solo preocupa por su propio pueblo.

Karadzic ha afirmado que su mensaje para los musulmanes bosnios con la declaración sobre la "autopista al infierno" que les esperaba --que entonces fue interpretado como una advertencia de la campaña de limpieza étnica que sufrió esta comunidad bosnia a manos de los militares y paramilitares serbobosnios-- solo era un "llamamiento" y una "advertencia" sobre el riesgo de que Bosnia acabara sumida en "una guerra".

Conforme Karadzic ha pronunciado esas palabras, las representantes de la asociación 'Madres de Srebrenica' han susurrado que es un "mentiroso" por negar la amenaza a los musulmanes bosnios. Munira Subasic, representante de las 'Madres de Srebrenica' que perdió a su hijo y a su marido en la masacre de julio de 1995, ha subrayado que el ex líder de los serbobosnios debería ser condenado a cadena perpetua por su papel en la guerra de Bosnia y Herzegovina.

"Si no es una cadena perpetua, no es un castigo... Todos los que cometieron crímenes deben ser castigados para garantizar un futuro mejor no para nosotras, las madres, sino para nuestros nietos y los nietos de ellos", ha afirmado Subasic.

Antes de la intervención de Karadzic, sus abogados han reclamado ante la corte de La Haya que sea revocada su condena y que se celebre un nuevo juicio.

Karadzic fue condenado hace dos años a 40 años de cárcel por varios de los crímenes de guerra más crueles cometidos durante las guerras que siguieron a la desintegración de la antigua Yugoslavia en la década de los 90, incluido el delito de genocidio por la masacre de más de 8.000 varones musulmanes bosnios en la localidad de Srebrenica en julio de 1995.

"Estamos hoy aquí para pedirles que revoquen la condena a Karadzic y que ordenen un nuevo juicio", ha afirmado el abogado defensor de Karadzic, Peter Robinson, en su comparecencia ante el tribunal de Naciones Unidas que tramita en La Haya los recursos de apelación de los casos todavía pendientes de cierre que fueron juzgados por el ya extinto Tribunal Penal para la Antigua Yugoslavia (TPIY).

En la sala en la que se celebra la vista judicial han estado presentes miembros de la asociación de víctimas Madres de Srebrenica, que han observado a Karadzic, de 72 años, que ha comparecido con traje gris y corbata roja, sentado tras su equipo de abogados. Karadzic, que fue arrestado hace una década tras varios años fugado de la justicia, fue condenado como culpable de diez cargos de genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad por la brutal campaña de limpieza étnica llevada a cabo en Bosnia y Herzegovina durante su mandato como presidente de la Republika Srpska, la entidad serbia del país balcánico, durante la última guerra (1992-1995).

Su abogado ha dicho que el proceso durante siete años que ha tenido Karadzic ha sido "un megajuicio fuera de control" y "difícil de manejar", al tiempo que ha considerado se violó su derecho a tener un proceso justo.

Karadzic sostiene que el juicio inicial que tuvo fue equivocado al concluir que él formó parte de una empresa criminal conjunta dedicada a expulsar a los ciudadanos no serbios del territorio dominado por los serbios en Bosnia y Herzegovina y en Croacia.

El exlíder serbobosnio defiende su inocencia ante la acusación de que él apoyo el bombardeo contra civiles durante los 44 meses de asedio que sufrió Sarajevo, según ha explicado su abogado ante el tribunal de La Haya.

La condena de Karadzic fue decidida por los jueces del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY), que determinó que él estaba en "la cima del poder" de las fuerzas militares y los líderes políticos serbobosnios cuando las tropas serbobosnias cometieron las atrocidades en la guerra de Bosnia.

La vista del recurso de apelación se está celebrando en la corte sucesora del TPIY, el Mecanismo Residual Internacional para los Tribunales Penales (MICT), que se encarga de tramitar los casos pendientes de crímenes cometidos en los Balcanes y en Ruanda.

Después de que Karadzic presente su recurso este lunes, los fiscales tomarán la palabra el martes para exponer su alegato contra la absolución de Karadzic del segundo cargo por genocidio en varias localidades de Bosnia durante la guerra. Los fiscales pedirán cadena perpetua por este segundo cargo de genocidio. Se espera que la decisión sobre el recurso se tome a finales de 2018.

Para leer más