20 de septiembre de 2019
24 de febrero de 2008

Kasoulides y Cristofias vuelven a verse las caras en la segunda vuelta de las presidenciales de Chipre

Kasoulides y Cristofias vuelven a verse las caras en la segunda vuelta de las presidenciales de Chipre
REUTERS

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La sorprendente eliminación del por el momento presidente chipriota, Tassos Papadopoulos, en la primera ronda de los comicios presidenciales deja en manos de Ioannis Kasoulides y de Demetris Cristofias la lucha por la dirección del Gobierno de la República de Chipre en una segunda vuelta que se celebra hoy y en la que la cuestión de la República Turca del Norte de la isla vuelve a ser tema predominante.

No obstante, algunos analistas del país apuntan a lo que desde hace meses es evidente: la llegada al poder de un nuevo presidente no significaría una resolución automática de esta cuestión, por mucho que ambos candidatos se empeñen en hacer todo lo posible por enfrentarse al problema una vez asuman el cargo.

La isla es un sistema político complejo. Dos terceras partes están ocupadas por la República de Chipre, miembro de pleno derecho de la UE, y Estado reconocido internacionalmente como soberano de la totalidad de la isla. No obstante, el tercio norte abarca la República Turca del Norte de Chipre, existente desde 1974 y reconocida por el Gobierno de Ankara y por los 57 estados que conforman la Organización de la Conferencia Islámica. Ambas regiones coexisten a ambos lados de una línea de alto el fuego auspiciada por Naciones Unidas y que ha dividido la pequeña isla durante los últimos 35 años.

"UN CHIPRE LIBRE"

Kasoulides defiende la visión de un "Chipre libre, un estado europeo moderno, marcado por el crecimiento económico, la cohesión y la justicia sociales", a través de un mensaje de optimismo, esperanza y cambio".

En las declaraciones realizadas en un reciente mítin, Kasoulides solicitó el voto de sus partidarios "en nombre de una visión nacional común, que encuentre los canales de entendimiento necesarios con los turcochipriotas" para encontrar una solución que "satisfaga a todos".

Turquía sigue recibiendo los comentarios más hostiles por parte de Kasoulides. El Gobierno de Ankara debe tomar una decisión, ya que "puede entrar en Europa como socio, pero nunca como invasor". El candidato añadió que "si la postura de Turquía no cambia para el año próximo, si no muestra verdaderas señales de cooperación, no dudaremos en vetar su camino a Europa".

Kasoulides aprovechó para distinguir su postura de la de Cristofias, al afirmar que "mi visión se dirige al futuro, mientras la suya remite a un mundo que ya ha colapsado".

"UN ACUERDO JUSTO"

Por su parte Cristofias, que además de su partido AKEL cuenta con el apoyo el partido de Demócratas Unidos EDI, desea la reconciliación de todos los grupos en conflicto para "cimentar el camino de cara a un acuerdo justo sobre la cuestión de Chipre", una solución que "el pueblo mismo debe aprobar en un referéndum", antes de advertir que los grecochipriotas están determinados a luchar "para que la fuerza de ocupación ponga fin a su política expansionista".

Para Cristofias, el objetivo principal sigue siendo "la resolución viable y funcional del problema de Chipre", basando en los dictámenes de la ONU, acuerdos de alto nivel internacionales y la ley Europea. Por ello llamó a hallar una solución que "libere a nuestra tierra de la división, ocupación y asentamientos promovidos por las fuerzas extranjeras".

Dicha solución, según Cristofias, consistiría en la creación de una "federación bizonal y bicomunal que incluya una forma de igualdad política, como estipula la resolución de Naciones Unidas".

"Este domingo nos encontramos entre dos políticas radicalmente distintas en lo que se refiere al problema de Chipre y su Gobierno interno", declaró el candidato, que también concluyó su mitin señalando las diferencias con la candidatura de Kasoulidas, al calificarse como un futuro presidente capaz de "estar cerca del pueblo y que se preocupará por sus problemas, que conoce sus problemas y que puede aportar soluciones".

REUNIFICACIÓN DIFÍCIL

Un informe de la agencia privada de inteligencia Stratfor advirtió el pasado martes de que la eliminación de Papadopoulos --uno de los más firmes opositores a la reunificación-- no significaba necesariamente vía libre a una solución en el conflicto de Chipre.

El documento señaló así que "si bien cabe la posibilidad de una reunificación, esto no significa que sea probable", al tiempo que hacía notar el estrechísimo margen de 9.000 votos por el que Papadopoulos perdió la primera ronda, "lo que significa que hay una porción significativa de (greco)chipriotas que aprueba la plataforma de antiunificación propuesta por el todavía presidente".

"Nadie sabe a ciencia cierta si el nuevo presidente será capaz de guiar al público a través de un proceso tan complicado", reconoció el documento, que recuerda los comentarios realizados la semana pasada al diario 'Cyprus Mail' por un diplomático anónimo "occidental" en el que se advierte a la comunidad internacional de "no pecar de ingenua" al creer que "todo sería mucho más fácil si resultara elegido alguien que no fuera Papadopoulos".

Es debido a que "una gran parte de aquellos que no votaron por Papadopoulos siguen esperando que el plan de reunificación --caso de que salga a colación-- termine hundido junto con los objetivos estratégicos de Chipre", y señaló que las intenciones de los dos contendientes que quedan en liza podrían tener "notables repercusiones geopolíticas para la UE".

"Considerando que Chipre es, de lejos, la barrera más importante de cara a las relaciones amistosas entre Turquía y la UE, la transformación de Nicosia en una barrera contra el Gobierno de Ankara daría la vuelta a todo tipo de acercamiento entre el bloque europeo y el país otomano", estimó el documento.

El informe considera que si bien la derrota de Papadopoulos parece ofrecer una perspectiva prometedora para la reunificación, "estas intenciones quedarán, de momento, en el limbo, hasta que las elecciones concluyan y el nuevo presidente tome posesión de su cargo".

ESTADOS UNIDOS

El Departamento de Estado norteamericano realizó unos breves comentarios sobre las elecciones de hoy, afirmando que "el pueblo de Chipre deberá tomar una decisión sobre su futuro, sobre quiénes son los líderes electos que establecerán sus políticas para el futuro del país", declaró el portavoz.

"Dejemos que ese proceso se desarrolle por completo, y que la persona que asuma el poder establezca, o no, los cambios pertinentes a este respecto. Entonces nos encargaremos de opinar sobre los hechos", añadió.