20 de agosto de 2019
13 de mayo de 2014

Kerry tacha de "provocación" de China la instalación de una plataforma petrolera en aguas disputadas con Vietnam

Pekín niega que se hayan cometido provocaciones y acusa a Estados Unidos de fomentar este tipo de comportamientos

   WASHINGTON/PEKÍN, 13 May. (Reuters/EP) -

   El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha calificado este lunes de "provocación" la instalación de una plataforma petrolera y despliegue de barcos por parte de China en las aguas disputadas con Vietnam en el Mar de China Meridional durante una conversación telefónica con el ministro de Exteriores chino, Wang Yi.

   "Kerry ha declarado que la instalación de una plataforma petrolera y el despliegue de barcos gubernamentales en aguas disputadas con Vietnam es una provocación", ha señalado la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki. "Ha instado a las dos partes a rebajar las tensiones, asegurar la navegación de los barcos en el mar y a resolver la disputa con medidas pacíficas que se atengan a la legislación internacional", ha añadido.

   El Ministerio de Exteriores chino ha negado que se hayan realizado movimientos provocativos en el Mar de China Meridional. Ha añadido que Pekín no es el culpable del incidente y ha repetido que el responsable es Estados Unidos por fomentar este tipo de comportamientos.

   "Esperamos que Estados Unidos reflexione cuidadosamente, si realmente quieren la paz en el Océano Pacífico, sobre qué papel quiere desempeñar", ha declarado la portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying. La portavoz también ha instado a Kerry a tener un punto de vista "objetivo y claro" y a "actuar y hablar con cautela" sobre la disputa.

   Hua no ha negado ni confirmado los últimos enfrentamientos con embarcaciones vietnamitas y ha repetido que China ha instado a Vietnam a "poner fin a las acciones provocativas" y a retirar sus barcos.

   Las tensiones han crecido en el Mar de China Meridional, rico en recursos naturales, desde que la semana pasada China instalase una plataforma petrolera en aguas reclamadas por Vietnam. Los dos países se han acusado de haber atacado a sus barcos cerca de las Islas Paracelso.

   Pekín, que reivindica su soberanía sobre todo el Mar de China Meridional, ha rechazado en repetidas ocasiones las reclamaciones de Vietnam, Filipinas, Taiwán, Malasia y Brunéi, habiendo llegado en ocasiones a actuar contra embarcaciones vietnamitas o filipinas que navegan por estas aguas.

PREOCUPACIÓN POR EL COMPORTAMIENTO DE CHINA

   Kerry ha añadido que Estados Unidos está realmente preocupado por "los comportamientos agresivos" de China en la disputa. "Estamos particularmente preocupados. Todas las naciones que se dedican a la navegación y tráfico marino en el Mar de China Meridional y Mar de China Oriental están preocupadas por estos comportamientos violentos", ha declarado el político estadounidense.

   "Queremos que se cree un código de conducta marina; queremos ver que se resuelve de forma pacífica por medio de las leyes del mar, a través de un arbitraje, no a través de otros medios, pero no queremos una confrontación directa que desencadene acciones agresivas", ha resaltado Kerry.

   El primer ministro de Vietnam, Nguyen Tan Dung, declaró durante una reunión con los líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) que su país ha actuado con la "máxima moderación" y ha empleado todas las medidas de diálogo para solicitar a China que retire la plataforma, aunque no consiguió el apoyo de la organización en la disputa.

   Medios estatales de Vietnam han publicado que embarcaciones chinas y vietnamitas emplearon el lunes cañones de agua para repeler barcos del otro país sin que se produjesen heridos.

Para leer más