25 de enero de 2020
19 de julio de 2014

Kerry traslada a Lavrov la necesidad de dar acceso al lugar donde están los restos del avión malasio

WASHINGTON, 19 Jul. (Reuters/EP) -

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, ha mantenido una conversación telefónica con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en la que le ha trasladado la necesidad de que los investigadores tengan "acceso adecuado" a los restos del avión malasio derribado el jueves en el este de Ucrania.

Kerry ha indicado en la conversación de Lavrov que Estados Unidos está "muy preocupado" por las informaciones sobre la manipulación de los restos de las víctimas o del aparato, ha informado el Departamento de Estado norteamericano.

Moscú, por su parte, informó de que Lavrov y Kerry acordaron apoyar una investigación internacional y que todas las pruebas, incluidas las grabaciones de vuelo, deben ponerse a disposición de los investigadores. También debe garantizarse el acceso al lugar donde están los restos del avión.

"Están de acuerdo en lo principal: es necesario garantizar una investigación internacional imparcial, independiente y abierta de lo ocurrido al avión malasio en el este de Ucrania el 17 de julio", ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso. Sin embargo, el relato del Departamento de Estado no menciona este acuerdo.

Además, Kerry y Lavrov indicaron que todas las partes deben seguir trabajando para lograr los objetivos pactados en la declaración de Ginebra del 17 de abril para poner fin a las hostilidades y poner en marcha un proceso transparente de diálogo en el que participen todas las regiones ucranianas, según Moscú.

"Lavrov y Kerry han acordado emplear la influencia de Rusia y de Estados Unidos en las partes enfrentadas en Ucrania para animarles a avanzar en esa dirección", ha informado el Ministerio ruso.

En cambio, Washington responsabiliza a Rusia y informa de que Kerry ha emplazado a Rusia a adoptar "acciones inmediatas y claras para reducir la tensión en Ucrania".

Estas acciones pasan por "instar a los separatistas prorrussos del este de Ucrania a dejar las armas, liberar a todos los rehenes y comprometerse a un diálogo político con el Gobierno ucraniano para lograr la paz, interrumpir el flujo de armas y combatientes hacia el este de Ucrania y permitir a los observadores de la OSCE el acceso para garantizar la seguridad de la frontera", ha informado el Departametno de Estado.

Para leer más