30 de marzo de 2020
11 de noviembre de 2014

Kiev denuncia la llegada de "mercenarios rusos" para reforzar a los separatistas en el este

KIEV/DONETSK (UCRANIA), 11 Nov. (Reuters/EP) -

Kiev ha acusado este martes a los separatistas prorrusos de prepararse para un renovado conflicto en el este de Ucrania con la llegada de "mercenarios rusos" y rearmándose pese al alto el fuego alcanzado entre las partes el pasado mes de septiembre.

Los disparos en torno a Donetsk, el principal bastión rebelde, y los intercambios de artillería en otras partes han salpicado una tregua que ha sido violada por lo que Kiev dice que son incursiones armadas rusas y lo que los rebeldes califican de nueva ofensiva por las fuerzas gubernamentales.

"Los mercenarios rusos están fortaleciendo y reforzando las fuerzas (rebeldes) cerca de la línea de frente", ha afirmado el portavoz militar ucraniano, Andriy Lisenko, en Kiev.

Según ha dicho, los rebeldes han reforzado sus posiciones en torno a la ciudad portuaria de Mariupol, en el sureste, el control de la cual abriría carreteras hacia territorio en el sur de Ucrania que algunos líderes occidentales dicen que el presidente ruso, Vladimir Putin, espera reivindicar. Según Lisenko, los rebeldes han recibido nueva munición, material y personal en los últimos días.

Rusia ha negado suministrar apoyo militar a los separatistas, pero la OTAN asegura que hay pruebas abrumadoras de que ha enviado tropas y armamento. Kiev asegura que una columna de tanques y camiones cargados de tropas cruzaron hacia el este de Ucrania desde Rusia el jueves pasado y responsables de la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE) han detectado columnas de blindados en movimiento en los últimos días.

Un corresponsal de Reuters ha visto un convoy de unos 50 camiones militares con insignia este martes con material como piezas de artillería y lanzamisiles cerca de Makiivka, en los alrededores al este de Donetsk. La OSCE también ha informado de que ha visto lo que parecía ser el mismo convoy.

Entretanto, el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, ha advertido en Berlín en contra de "una vuelta a una situación de hace dos o tres meses con violentos enfrentamientos y muertes diarias".

Por su parte, el comandante supremo de la OTAN, el general estadounidense Philip Breedlove, también ha expresado su preocupación por el refuerzo de los rebeldes y ha criticado varios incidentes por tierra, aire y mar entre las fuerzas aliadas y rusas en las últimas semanas.

"En el aire, esas interacciones se han multiplicado, según algunos recuentes, hasta por tres (...) ahora vemos fuerzas rusas más numerosas participando, frente a uno o dos bombarderos en el pasado", ha precisado en una base de la OTAN cerca de Nápoles.

Para leer más