17 de octubre de 2019
19 de mayo de 2014

Convocadas elecciones para designar a cinco parlamentarios tras negativa del primer ministro a comparecer

((Esta noticia sustituye a la anterior sobre el mismo tema por un error en la fecha, disculpen las molestias))

KUWAIT, 19 (Reuters/EP)

Kuwait ha convocado elecciones legislativas parciales para el próximo 26 de junio para sustituir a cinco parlamentarios que dimitieron después de que el primer ministro, Jaber al Mubarak al Sabá, rechazase comparecer ante el Parlamento, según ha informado el ministro de la Presidencia, Mohamed al Mubarak al Sabá, en declaraciones difundidas por la agencia estatal KUNA.

Varios medios del país han publicado que las dimisiones podrían haber llegado a desencadenar la disolución de la cámara, por lo que el Gobierno ha decidido convocar unos comicios para sustituir a los cinco parlamentarios y poder así terminar la legislatura con el Parlamento actual.

En los últimos años, los parlamentarios kuwaitíes han provocado varias disoluciones de la cámara por disputas procesales y desafíos al Gobierno, que suele estar dirigido por miembros de la familia gobernante. El rechazo de los ministros a comparecer también ha desencadenado varias disoluciones parlamentarios, evitando así enfrentarse a interrogatorios o mociones de censura.

Tres de los diputados, Riyad al Adsani, Abdulkarim al Kandari y Huseín Quiqan, dimitieron el pasado 30 de abril después de que el primer ministro rechazase comparecer para responder sobre problemas relacionados con la vivienda y la corrupción. Varios días más tarde, presentaron su dimisión el presidente del Parlamento, Alí al Rashed, y la diputada Safa al Hashem, la única mujer parlamentaria en la Asamblea Nacional.

Fuentes del Gobierno han señalado que el primer ministro no era responsable de las cuestiones sobre las que se le quería interrogar durante la comparecencia.

DISOLUCIONES TODOS LOS AÑOS

El Parlamento de Kuwait es el más poderoso de la región, aunque aun así, ha sido disuelto prácticamente una vez al año desde 2006 por disputas entre parlamentarios y Gobierno, que determina las políticas del país. A pesar de estas disputas, se han mantenido la inversión y las reformas.

La mayoría de los diputados apoyan la gestión del Ejecutivo, aunque las dimisiones eventuales inquietan a un Gobierno que intenta abrirse camino a través de la legislación y las reformas. Los cinco parlamentarios que serán sustituidos no formaban un grupo dentro de la cámara debido a que los partidos políticos no están permitidos en el país.