27 de noviembre de 2020
25 de junio de 2007

Líbano.- FINUL cree que el atentado de ayer contra un contingente militar español "puede ser una operación de Al Qaeda"

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de política para las Fuerzas Italianas de la Fuerza Interina de la ONU para Líbano (FINUL), el embajador Guiseppe Cassini, destacó hoy en declaraciones a Europa Press que la misión de paz de Naciones Unidas tiene "algún indicio" de que el atentado de ayer en una carretera entre Marjayún y Jiam, en el sur de Líbano, contra un contingente español de la FINUL que se saldó con seis militares españoles muertos --tres de ellos de origen colombiano-- "sea un golpe con una clara seña suní", en alusión a Al Qaeda.

"Puede ser una operación de Al Qaeda que ya desde meses había declarado la Yihad en Líbano, lo hizo (el número dos de la red de Al Qaeda, Ayman) Al Zawahiri hace tiempo. La primera vez en octubre y después lo repitió. Hay también 'quaedistas' que llegaron a Líbano y esto lo sabemos desde hace tiempo", explicó. "Ayer fue un explosivo de alto potencial, tecnológicamente refinado, pero hoy se puede encontrar fácilmente", agregó.

La segunda posibilidad que baraja FINUL, incidió, "es que sea un grupúsculo de palestinos... Jund al Sham, Al Fatá al Islam... que como las Brigadas Rojas en Italia, es gente que desarrolla su Yihad inventando nuevos nombres para bautizarse ellos mismos con nuevos títulos" y agregó que "lo que ocurrió ayer se puede hacer con un grupúsculo dos, tres personas porque fue un coche normal Renault, se puede fácilmente encontrar en Líbano 100 kilos de explosivo".

Además, descartó toda responsabilidad o implicación de la milicia chií libanesa Hezbolá en el atentado de ayer. "Fue un embarazo muy grave para Hezbolá porque dice que ellos efectivamente controlan el territorio", aclaró, al tiempo que esta mañana fuente de la milicia le explicaron que Hezbolá no puede "poner un sello total en el territorio". Tras negar "inmediatamente su paternidad" del atentado la milicia aseguró que el atentado "es un golpe contra la población del sur" y la estabilidad de esta región. "Hezbolá no tiene nada que ver con este caso", aseguró en una entrevista con Europa Press.

Preguntado por si algo falló en FINUL para evitar el atentado de ayer, respondió contundentemente: "Absolutamente no". "Nososotros sabemos que la amenaza existe y que no hay ninguna manera de sellar territorialmente" la zona, ya que además, incidió, las tropas de la misión de la ONU tienen que "convivir con la población". "Los servicios de Información libaneses que trabajan bastante bien, pueden ahora que hubo este acontecimiento mejorar el control de la raíz de los 'qaedistas'".

"¿Cómo puede Hezbolá, FINUL o el Ejército libanés evitar que en una carretera donde pasa mucha gente un coche se pare con explosivos dentro. No se puede controlar todo?. Además, ellos (los terroristas) escogieron una carretera (...) en la que están trabajando para asfaltarla de nuevo, porque es una carretera muy vieja que tuvo muchos problemas durante la guerra pasada (entre Israel y Hezbolá)", explicó.

Por otra parte, Cassini reconoció no creer que el próximo 31 de agosto de 2007, cuando el Consejo de Seguridad debe renovar su mandato en Líbano, se vaya a dar una "escalada" para cambiar la actual "misión de mantenimiento de la paz" de las tropas de FINUL por uno de "interposición de la paz", que estaría basada en el capítulo siete de la Carta Fundacional de Naciones Unidas que permite el uso de la fuerza en caso de amenaza para implantar la paz.

A su juicio, el atentado de ayer debe compararse, dijo, "con los 30 años de FINUL (en Líbano)". "Los caídos de la FINUL en 30 y pico años son 250 militares. Muchos. Estamos acostumbrados" a que haya bajas entre sus filas, reconoció. "La novedad está en el hecho de que hay autobombas, antes había combates en el frente o bombardeos con aviones", explicó, recordando a modo de ejemplo "los de la aviación israelí que han provocado muchos muertos de soldados de FINUL. El año pasado, cuatro en Jiam, muy cerca", del atentado de ayer.

"No puedes parar nunca" atentados como el de ayer, valoró por su parte el profesor de la Universidad Americana de Beirut y antiguo asesor político y portavoz ante FINUL, Timor Goksel, al reconocer en una entrevista con Europa Press que "cualquiera puede meter explosivos en un coche y volarlo".

INTELIGENCIA

Para Goksel la "única" manera de impedir atentados así es "tener (servicios de) Inteligencia", algo que, insistió, "no es demasiado fácil", de conseguir, por lo menos, destacó "con antelación". En el caso de ayer, incidió, algunas informaciones apuntan a que algunos soldados pudieron haber muerto "por la explosión dentro de su vehículo".

No obstante, reconoció tener alguna idea de qué grupo puede estar detrás del atentado "sin estar bajo las órdenes de ningún grupo" y que "lo más probable" es que esté cercano al grupo detrás del lanzamiento de tres Katiushas contra el norte de Israel hace ahora dos semanas, el cual, "estuvo a las órdenes de alguien que les pagó".

"Nadie en este mundo puede parar los atentados con coche bomba", aseguró, ni siquiera, incidió, Estados Unidos en Irak después de "invertir billones de dólares en intentar parar los atentados con coche bomba". "Alguien tuvo la inteligente idea de pensar que si atentaban contra un contingente europeo entonces se haría famoso. me temo que esto es lo que ocurrió ayer", explicó.

También rechazó que el Consejo de Seguridad de la ONU cambie las reglas de acción de la misión de paz porque, insistió, "nadie quiere entrar en una guerra", y porque además, los efectivos de la ONU "no están allí para luchar". "No están allí para matar a gente (porque entonces) empiezas a matar a civiles. Y entonces ¿Qué pasa? Que no se mantiene de la paz, eso es ocupación", agregó.

"FINUL nunca necesitó un nuevo mandato (de 1978). El original contaba con el mandato completo (para garantizar) la autodefensa (de las tropas)", explicó, y advirtió de que el atentado de ayer "puede perjudicar a las relaciones (de las tropas de FINUL) con la población local", algo que subrayó "es más peligroso que los propio atentados" porque "esa relación es necesaria".