23 de octubre de 2019
2 de julio de 2014

El sospechoso del asalto al Consulado de EEUU en Benghazi fue interrogado antes de que se le leyeran sus derechos

WASHINGTON, 2 Jul. (Reuters/EP) -

Ahmed Abu Jatala, sospechoso del ataque perpetrado el 11 de septiembre de 2012 contra el consulado de Estados Unidos en Bengahzi, fue interrogado antes y después de ser informado de su derecho a permanecer en silencio, según fuentes cercanas al asunto.

Abu Jatala, capturado por las fuerzas estadounidenses en Libia y sacado del país sin el consentimiento de las autoridades, llegó la semana pasada al país norteamericano y fue trasladado a una prisión federal de Alexandría, en el estado de Virginia.

Durante su viaje a Estados Unidos a bordo del 'USS New York', el sospechoso fue interrogado por un equipo de expertos en antiterrorismo, conocido como el Grupo de Interrogatorios de Detenidos de Alto Valor, sin que se le leyeran sus derechos. El interrogatorio continuó después de que se le informara de los mismos.

Abu Jatala se declaró el sábado "no culpable" ante un juez federal de Washington. Un abogado entregó la declaración de no culpabilidad en nombre de su defendido ante el Tribunal del Distrito de Columbia que lo juzga por tres cargos relacionado con el atentado contra la Embajada y una instalación de la CIA el 11 de septiembre de 2012.

En concreto, Abú Jatalá está acusado de proporcionar apoyo material y recursos a terroristas, con el conocimiento y la intención de que éstos sean utilizados para la preparación y ejecución de asesinatos durante un ataque contra una instalación federal y el delito resultó en muertes. Sin embargo, Justicia no descarta la presentación de nuevos cargos.

Abu Jatala, que estaría en torno a los 40 años de edad, estuvo detenido durante varios años bajo el régimen de Muamar Gadafi, que fue derrocado por los rebeldes libios, apoyados por los bombardeos de la OTAN, el 20 de octubre del 2011.

El año pasado, la Fiscalía estadounidense presentó cargos contra él y al menos otra docena de personas por su supuesta participación en el ataque contra la oficina consular en la ciudad libia. Ninguno de ellos ha sido detenido todavía.

ATAQUE AL CONSULADO DE BENGHAZI

El 11 de septiembre de 2012 decenas de 'yihadistas' rodearon el consulado estadounidense en Benghazi, ante la sorpresa de las tropas norteamericanas encargadas de protegerlo, y consiguieron asaltarlo en una cruenta batalla.

Aunque finalmente fueron repelidos, los 'yihadistas' acabaron con la vida del embajador estadounidense en Libia, Christopher Stevens, del miembro del Departamento de Estado Sean Smith y de los contratistas de la CIA Tyrone S. Woods y Glen Doherty.

Las autoridades estadounidenses apuntan a Ansar al Sharia como principal responsable de este ataque, aunque en un principio dijeron que era un asalto esporádico, pero sospechan que habría otros grupos aliados detrás del asalto a la oficina consular.

Este ataque ha sido un quebradero de cabeza para el Gobierno estadounidense. Obama tuvo que dar amplias explicaciones durante su campaña para la reelección y podría ser el principal obstáculo de su entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton, para lanzarse a la carrera por la Casa Blanca en 2016.

Para leer más