17 de noviembre de 2019
23 de octubre de 2019

El líder de Corea del Norte aboga por retirar las instalaciones surcoreanas de un proyecto turístico conjunto

Kim dice que las "atrasadas" instalaciones surcoreanas tendrán que reconstruirse para adaptarse al estilo norcoreano

El líder de Corea del Norte aboga por retirar las instalaciones surcoreanas de un proyecto turístico conjunto
Monte KumgangREUTERS / KIM HONG-JI - ARCHIVO

SEÚL, 23 Oct. (Reuters/EP) -

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha abogado por retirar las "atrasadas" y "mezquinas" instalaciones turísticas surcoreanas en el complejo norcoreano del monte Kumgang para que sean reconstruidas en un estilo moderno, según han informado los medios estatales norcoreanos.

El monte Kumgang era uno de los dos proyectos principales de las cooperación económica entre las dos Coreas y un símbolo del acercamiento entre ambos países tras décadas de hostilidades desde el final de la guerra de Corea (1950-1953).

Durante una vista de inspección al proyecto turístico en la costa este de Corea del Norte, el líder norcoreano ha manifestado sus críticas a lo que ha definido como una política "dependiente y muy equivocada" de sus predecesores por haber confiado en Corea del Sur para construir en un territorio norcoreano que fue conseguido con "sangre" norcoreana.

"Los edificios son solo un revoltijo sin carácter nacional en absoluto", ha asegurado el líder del régimen norcoreano, antes de señalar que el complejo se asemeja a varias "tiendas improvisadas en una zona de desastre o a pabellones aislados".

"No solo son muy mezquinos en términos de arquitectura sino que parecen desgastados por no haber sido cuidados convenientemente", ha asegurado Kim. El mandatario norcoreano ha dicho que las "desagradables instalaciones" tienen que ser retiradas tras abordar el tema con Corea del Sur y que deben ser reconstruidas para que cumplan "el sentimiento y el gusto estético" de Corea del Norte, como sucede con la zona costera de Wonsan Kalma y con el complejo de esquí de Masikryong.

FUE "UNA IDEA EQUIVOCADA" CONFIAR LAS INSTALACIONES A COREA DEL SUR

Kim ha afirmado, además, que fue una "idea equivocada" pensar que las visitas al monte Kumgang no pudieran organizarse sin la ayuda de Corea del Sur. El Ministerio de Unificación de Corea del Sur, encargado de las relaciones con Corea del Norte, ha explicado que está estudiando los planes norcoreanos.

"Si hay alguna solicitud de Corea del Norte, siempre estamos dispuestos a mantener discusiones sobre los temas relacionados con proteger los derechos de las propiedades de nuestros ciudadanos, el espíritu de los acuerdos intercoreanos y la reanudación de las visitas al monte Kumgang", ha afirmado el portavoz del Ministerio de Unificación surcoreano, Lee Sang Min.

Las visitas al monte Kumgang comenzaron en 1998 con la inversión de empresas surcoreanas como Hyundai Asan y Ananti, que destinaron millones de dólares cada año para el proyecto conjunto. El programa fue suspendido en 2008 después de que un militar norcoreano matara a un turista surcoreano que se había adentrado involuntariamente en una zona militar.

La empresa Hyundai Asan ha dicho en un comunicado que está preocupado por el mensaje de las autoridades norcoreanas pero ha señalado que responderá "de forma calmada" a los acontecimientos. El líder de Corea del Norte y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, acordaron en una cumbre en 2018 que reactivarían las iniciativas económicas conjuntas "tan pronto como se cree" el entorno adecuada.

El turismo no está directamente sometido a las sanciones de Naciones Unidas aunque las sanciones sí que prohíben la transferencia directa de efectivo al régimen de Pyongyang. La industria turística se está convirtiendo en un sector central de la política de crecimiento económico "autosuficiente".

Sin embargo, las relaciones entre las dos Coreas se han enfriado en parte como consecuencia de la falta de avances en las conversaciones para la desnuclearización entre Corea del Norte y Estados Unidos, en las que los surcoreanos se ofrecieron como mediadores.

En los últimos meses, el régimen norcoreano ha aumentado sus críticas a Corea del Sur por comprar armamento tecnológico de última generación y por continuar con las maniobras militares con Estados Unidos.

"Kim está intentado retirar los vestigios de Corea del Sur y renovar el monte Kumgang en un momento en que afronta el impacto ampliado de las sanciones y restringe las relaciones intercoreanas, al tiempo que busca atraer a turistas chinos", ha explicado Cheong Seong-Chang, analista sénior del Instituto Sejong de Corea del Sur. "Cualquier distensión en las relaciones coreanas parece disparatada incluso cuando vuelvan a dialogar sobre el tema del monte Kumgang", ha considerado.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha elogiado en varias ocasiones el potencial turístico de Corea del Norte y en abril aseguró que su país dará "un gran apoyo" para la reanudación de las visitas al monte Kumgang cuando llegue el momento.

Las instalaciones financiadas por Corea del Sur en Corea del Norte solo se han utilizado durante los poco habituales actos conjuntos coreanos, como los reencuentros de familiares separados desde la guerra de Corea, el último de ellos en agosto de 2018.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional