22 de enero de 2020
17 de junio de 2014

El líder de Hezbolá dice que sus combatientes han impedido la llegada del ISIS a Líbano

BEIRUT, 17 Jun. (Reuters/EP) -

El líder del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, ha defendido que la intervención de sus combatientes en el conflicto en la vecina Siria ha evitado que el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) avanzara hacia el este entrando en Líbano, según ha informado este martes un diario local.

Hezbolá ha ofrecido un respaldo significativo al presidente sirio, Bashar al Assad, a la hora de recuperar territorio de los rebeldes suníes que luchan por derrocarle. En este proceso, los milicianos de Hezbolá han mantenido algunos choques con el ISIS, que formalmente rompió lazos con Al Qaeda en febrero y desde entonces ha protagonizado importantes avances en Siria e Irak.

Según informa el diario 'Al Safir', Nasralá indicó durante un encuentro con seguidores de Hezbolá que el ISIS, que la semana pasada tomó Mosul y está avanzando hacia Bagdad, podría haber llegado a Líbano si sus combatientes no le hubieran detenido.

"Si no hubiéramos intervenido en Siria en el momento adecuado y en el modo adecuado (...) el ISIS estaría ahora en Beirut", ha subrayado Nasralá.

El líder de Hezbolá ha elogiado los llamamientos de los clérigos chiíes en Irak pidiendo voluntarios para tomar las armas contra el ISIS, cuyo rápido avances por las zonas de mayoría suní del norte de Irak amenaza con sumir al país en una guerra civil y con su desmembramiento. "El objetivo de este (llamamiento) no es proteger a una secta concreta, sino proteger todo Irak", ha subrayado Nasralá.

Los detractores de la intervención de Hezbolá en Siria aseguran que ha arrastrado a Líbano aún más esta guerra civil y empeorado las tensiones sectarias en el país. Por su parte, la comunidad chií de Líbano también ha expresado su creciente alarma por la emergencia de yihadistas suníes en Siria.

Para leer más