9 de abril de 2020
27 de junio de 2018

El líder opositor de Zimbabue dice que Mnangagwa podría usar el atentado como excusa para reprimir a la oposición

El líder opositor de Zimbabue dice que Mnangagwa podría usar el atentado como excusa para reprimir a la oposición
REUTERS / PHILIMON BULAWAYO

HARARE, 27 Jun. (Reuters/EP) -

El líder del principal partido opositor de Zimbabue, Nelson Chamisa, ha expresado este miércoles su preocupación ante la posibilidad de que el Gobierno use el ataque perpetrado el sábado durante un acto del presidente, Emmerson Mnangagwa, como excusa para reprimir a los opositores de cara a las elecciones del 30 de julio.

"Sabemos que querrían usarlo como pretexto para reprimir a la oposición, que querrían usarlo para empezar a actuar contra ciertos individuos, ciertos candidatos que perciben como una oposición creíble", ha dicho el líder del Movimiento por el Cambio Democrático (MDC).

Las elecciones parlamentarias y presidenciales --en las que Mnangagwa parte como favorito-- serán las primeras en el país desde que el expresidente Robert Mugabe se viera forzado a abandonar el cargo en noviembre tras la intervención del Ejército.

Chamisa se ha mostrado confiado en que será el encargado de formar el próximo nuevo Gobierno, si bien se ha quejado de que el contexto electoral está inclinado a favor del actual mandatario.

En este sentido, ha dicho que el MDC está preocupado por la existencia de "votantes fantasma" en los censos y de la empresa que tendrá el contrato para imprimir las papeletas, al tiempo que ha reclamado que el Ejército diga que reconocerá la derrota de Mnangagwa.

Durante la jornada, Mnangagwa ha afirmado que sospecha que un grupo vinculado a la ex primera dama Grace Mugabe estaría detrás del atentado con bomba que sufrió el sábado y que acabó con la vida de dos personas.

Mnangagwa ha expresado sus sospechas de la implicación del Generación 40 (G40) aunque no ha llegado a acusar directamente a Grace Mugabe por el atentado. El mandatario zimbabuense ha dicho que espera que pronto se realicen detenciones relacionadas con el ataque.

A pesar del atentado que sufrió el sábado, Mnangagwa ha dicho que Zimbabue es un país estable y que los inversores extranjeros no deberían preocuparse.

Por último, ha afirmado que no habrá una imposición de medidas drásticas de seguridad en el país y que las elecciones se mantienen para julio y que confía en que se desarrollarán de manera justa y libre.

Para leer más