26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 8 de julio de 2014

    Un líder prorruso amenaza con una nueva ofensiva en el este de Ucrania

    KIEV, 8 Jul. (Reuters/EP) -

    El autoproclamado primer ministro de la República Popular de Donetsk, Alexander Borodai, ha advertido de que las fuerzas prorrusas del este no se están preparando para el "asedio" con el que amenaza el Gobierno desde Kiev, sino para la "acción", a pesar de la pérdida de Slaviansk el pasado fin de semana.

    El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, definió la toma de Slaviansk por parte del Ejército como un punto de inflexión en el conflicto, pero Borodai ha asegurado que la retirada de los separatistas de esa ciudad es en realidad una oportunidad para reagrupar fuerzas y relanzar su lucha.

    "No estamos preparándonos para un asedio, estamos preparándonos para la acción", ha declarado en una entrevista al portal ruso 'Gazeta.ru'. En este sentido, ha advertido de que tienen a sus disposición tanques, vehículos blindados y sistemas de lanzamiento de cohetes.

    Dos puentes fueron destruidos el lunes después de que las autoridades de Kiev adelantasen que las fuerzas del Gobierno bloquearían las ciudades de Donetsk y Lugansk. Borodai ha dicho que estos asedios son "imposibles", ya que "el Ejército ucraniano y sus recursos no están en situación de realizar un bloqueo real".

    LAZOS CON MOSCÚ

    Sobre las relaciones de los separatistas con Moscú, Borodai ha insistido en que no reciben financiación del Gobierno ruso ni responden a órdenes del Kremlin. "Moscú mantiene consultas con nosotros en relación a la regulación del conflicto y por eso estoy aquí, pero no es una parte de él, no participa", ha apostillado en la entrevista.

    "Sin duda no veo en los planes del Kremlin un deseo de que se mantenga la inestabilidad en el denominado sureste de Ucrania", ha añadido el dirigente separatista.