20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 8 de agosto de 2019

    El líder talibán pone en duda la voluntad de EEUU de sellar la paz por su ofensiva militar

    El líder talibán pone en duda la voluntad de EEUU de sellar la paz por  su ofensiva militar
    Instalaciones policiales atacadas en KabulREUTERS / OMAR SOBHANI

    KABUL, 8 (Reuters/EP)

    El líder de los talibán, el mulá Hebatulá Ajundzada, ha cuestionado la voluntad de Estados Unidos de lograr la paz en Afganistán por los "brutales ataques" que ha seguido perpetrando durante la fase de negociación, que aparentemente se encuentra en una fase definitiva.

    Ajundzada ha difundido un mensaje con motivo de la festividad del Eid al Adha en el que no se ha referido al atentado suicida perpetrado el miércoles por los talibán en Kabul y que se saldó con 14 fallecidos y, en cambio, sí ha condenado el mantenimiento de las operaciones norteamericanas.

    Según el líder insurgente, los talibán se han sumado a las conversaciones con Estados Unidos con "la máxima seriedad" y con el objetivo de poner fin a una "tragedia" que se prolonga 18 años. Aspiran a "poner fin a la ocupación y establecer un sistema islámico".

    "Los brutales ataques de Estados Unidos durante el proceso de negociación, los ataques contra zonas civiles y las declaraciones contradictorias de autoridades militares y políticas han generado una nube de incertidumbre sobre este proceso y han planteado dudas sobre las intenciones" norteamericanas, ha advertido.

    Ajundzada ha subrayado que "la confianza mutua es la base de una negociación exitosa", por lo que considera "imperativo" poner fin a las "acciones negativas" que atribuye a Estados Unidos.

    En respuesta, la Presidencia de Afganistán ha rechazado el mensaje del líder de los insurgentes y ha recalcado que "la población de Afganistán no necesita escuchar un mensaje de los talibán", según la cadena de televisión local Tolo TV.

    "Los talibán, desafortunadamente, siguen enviando el mensaje de la guerra, el pánico y el miedo. Los talibán son la principal causa de la devastación y el asesinato de civiles", ha manifestado el portavoz de la Presidencia, Sediq Sediqi.

    Más de 1.500 civiles han resultado muertos o heridos por la guerra en Afganistán durante el pasado mes de julio, el más sangriento en el país centroasiático desde mayo de 2017, según las cifras de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA).

    Los contactos entre los talibán y Estados Unidos comenzaron en octubre de 2018 en Qatar y no se han traducido por ahora en una reducción de la violencia en Afganistán.

    Las partes aspiran a sellar un acuerdo que facilite una retirada progresiva de las tropas extranjeras y un compromiso de los talibán para no utilizar el territorio afgano como base para el terrorismo internacional.

    Sin embargo, hasta ahora se han negado a negociar directamente con el Gobierno del presidente, Ashraf Ghani, al que consideran un "títere" de Occidente. Ante la ausencia de un alto el fuego, los insurgentes mantienen sus ataques y las fuerzas de seguridad continúan con sus operaciones.

    En este sentido, las autoridades afganas han anunciado durante la jornada la muerte de 55 presuntos insurgentes en bombardeos llevados a cabo por Estados Unidos en las provincias de Ghazni (sureste) y Logar (centro), según la agencia afgana de noticias Jaama Press.

    Para leer más