20 de abril de 2019
30 de abril de 2014

El líder del UKIP descarta optar a un escaño en Westminster para centrarse en las europeas

LONDRES, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El líder del partido euroescéptico UKIP, Nigel Farage, ha anunciado este miércoles que no optará a un escaño que ha quedado vacante en el Parlamento británico para no distraer la atención de las elecciones europeas del mes que viene, en las que su formación podría obtener un buen resultado según los sondeos.

"Estamos a tan solo tres semanas de las elecciones europeas, donde creo que el UKIP puede provocar un terremoto político", ha subrayado Farage para explicar su decisión de no optar al escaño dejado libre por el conservador Patrick Mercer en la circunscripción de Newark, en el centro de Inglaterra.

"Quiero centrarme las tres próximas semanas en ganar las elecciones europeas", ha insistido, después de que en las últimas semanas hubiera dado a entender que podría optar a un escaño en Westminster. "No tengo verdaderos lazos con Newark, parecería un oportunista y reforzaría la impresión de que el UKIP es una banda de un solo hombre", ha justificado.

Farage ha subrayado que no se le puede acusar de cobardía política por su decisión. "Creo que puedo ser acusado de muchas cosas en la vida (...) soy un luchador y un guerrero, pero estoy decidido a elegir mis batallas", ha señalado, en declaraciones a la BBC.

Para el político euroescéptico, "hay un premio mucho más grande que Newark, incluidas las elecciones generales en las que podemos ganar no solo un escaño sino muchos, incluso ejerciendo la balanza de poder".

Farage, cuyo partido quedó cuarto en las últimas elecciones en Newark, quería conseguir, de presentarse, el primer escaño para su partido en el Parlamento británico.

La elección en Newark, que se celebrará tras las europeas, obedece a que el parlamentario conservador Patrick Mercer dimitió este martes después de que se supiera que ha sido suspendido durante seis meses por infringir las normas.

ÚLTIMO SONDEO

Según un sondeo TNS publicado este miércoles y recogido por Reuters, las elecciones europeas, que en Reino Unido se celebran el 22 de mayo, el apoyo al UKIP ha aumentado en siete puntos hasta el 36 por ciento en las últimas tres semanas, lo que da a esta formación nueve puntos de ventaja sobre los laboristas.

Por su parte, los conservadores del primer ministro, David Cameron, obtendrían solo un 18 por ciento de los votos, según el sondeo realizado sobre una muestra de 1.199 personas.