23 de octubre de 2019
15 de septiembre de 2019

Los líderes del África occidental comprometen 1.000 millones para combatir el terrorismo

Los líderes del África occidental comprometen 1.000 millones para combatir el terrorismo
Líderes de la CEDEAO en la cumbre de Uagadugú, Burkina FasoREUTERS / ANNE MIMAULT

UAGADUGÚ, 15 Sep. (DPA/EP) -

Los líderes de los países de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) han pactado un plan de lucha contra el terrorismo en la región del Sahel que incluye un presupuesto de 1.000 millones de dólares (unos 897 millones de euros) entre 2020 y 2024.

Los dirigentes de la CEDEAO han alcanzado este acuerdo durante la cumbre celebrada el sábado en Uagadugú, la capital de Burkina Faso. Además han participado en la reunión representantes de Mauritania y Chad.

El presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré, ha subrayado que el terrorismo ese una amenaza creciente para la región del Sahel, por lo que la cooperación y la solidaridad entre Estados es "imperativa".

"Por eso nuestros Estados deben poner en común sus recursos humanos, materiales y de inteligencia, equipar y entrenar a nuestras fuerzas de seguridad y defensa y fortalecer sus capacidades operativas en la lucha contra esta lacra del África occidental", ha argumentado Kaboré.

El presidente nigeriano, Issoufou Mahamadou, presidente de turno de la CEDEAO, ha señalado que el terrorismo no es solo una amenaza para la paz y la estabilidad, sino también para las instituciones democráticas y para el desarrollo económico.

GRUPOS YIHADISTAS

La presencia de grupos yihadistas en esto países comenzó en el norte de Malí, exportada desde Argelia, pero se ha ido extendiendo con el paso del tiempo. El Sahel se ha convertido en la actualidad en el nuevo campo de batalla de los dos grandes grupos terroristas a nivel global: Al Qaeda y Estado Islámico.

La primera cuenta con el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), una alianza surgida en marzo de 2017 y que aglutina a Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), Ansar Dine --cuyo líder, el tuareg Iyad ag Ghali, ha pasado a liderar JNIM--, el Frente de Liberación de Macina --que encabeza Amadou Kouffa, un peul de Malí-- y Al Murabitún, este último encabezado por el destacado yihadista argelino Mojtar Belmojtar.

Por su parte, los de Abu Bakr al Baghdadi proclamaron una de sus provincias en la región, Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS, por sus siglas en inglés), que lidera Adnan Abú Walid al Saharaui, un yihadista presuntamente nacido en los campos de refugiados saharuis en Tinduf (Argelia).

A estas dos grandes organizaciones, muy activas en los últimos meses, se suma Ansarul Islam, un grupo autóctono de Burkina Faso liderado por Ibrahim Dicko y que estuvo detrás de los atentados registrados en la capital, Uagadugú, en 2016 y 2017. Además, en Nigeria y países vecinos opera Boko Haram.

Para leer más