20 de marzo de 2019
16 de abril de 2010

Los líderes británicos apelan a la importancia de las próximas elecciones

MANCHESTER (REINO UNIDO), 16 Abr. (Reuters/EP) -

Los líderes de los tres principales partidos de Reino Unido, el laborista Gordon Brown, el conservador David Cameron, y el liberaldemócrata Nick Clegg, apelaron en su discurso de apertura del primer debate televisado al hecho histórico que suponen las elecciones parlamentarias del 6 de mayo, las más reñidas de la historia reciente británica.

Brown subrayó que "no son unas elecciones normales". "Nos hemos estado enfrentando a la mayor crisis financiera de nuestras vidas", agregó, confiado en que Reino Unido, gracias a su Gobierno, se dirige hacia la "recuperación" y al "camino de la prosperidad".

"Todas las promesas que oigan de cada uno de nosotros esta noche dependen de la economía. Y éste es un año crucial", añadió. El actual primer ministro afirmó que, si se adoptan "las decisiones correctas ahora", se podrá avanzar hacia la mejora económica y laboral.

Por su parte, Cameron reconoció el descrédito que para la clase política ha supuesto el escándalo de los gastos en el Parlamento --por el que se mostró "profundamente arrepentido"-- y avanzó que, en los próximos comicios, se producirá "una gran elección". "Podemos seguir como estamos o no, Reino Unido puede estar mucho mejor", manifestó, al tiempo que defendió la capacidad del Partido Conservador para combatir la deuda pública, empujar la economía y el empleo para "construir una sociedad mejor".

El líder del tercer partido en los sondeos, Nick Clegg, apeló a la "fantástica oportunidad" que supone la próxima votación para hacer las cosas "de forma diferente". "Si hacemos las cosas de forma diferente, podemos crear una sociedad justa, el país justo que todos queremos", dijo.

Esto pasa, en su opinión, por revisar el sistema impositivo, mejorar la educación, fomentar una economía que no dependa de los "banqueros codiciosos" y una política "decente" y "abierta".