28 de enero de 2021
26 de noviembre de 2020

Los líderes de la UE y Australia señalan los avances en la negociación de un acuerdo comercial

BRUSELAS, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo, Charles Michel, han destacado este jueves tras la reunión por videoconferencia con el primer ministro de Australia, Scott Morrison, los avances registrados en materia de la negociación comercial para un acuerdo bilateral.

Abiertas en 2018, las negociaciones para un acuerdo de libre comercio con Australia busca eliminar obstáculos comerciales y ayudar a las empresas del bloque a aumentar sus exportaciones y conseguir que gocen de las mismas condiciones que tienen compañías de otros países en Oceanía.

La cumbre por videoconferencia ha servido para tratar el estado de las conversaciones para un acuerdo cuya conclusión, según han destacado los líderes en un comunicado conjunto, "crearía oportunidades de crecimiento, profundizaría la integración económica y reforzaría el apoyo compartido a los acuerdos comerciales basado en normas".

En este sentido, la UE y Australia han señalado su compromiso con el comercio abierto y justo. Muestra de ello es la intención de trabajar conjuntamente para reformar y reforzar la Organización Mundial del Comercio (OMC), subrayando en concreto la necesidad de restaurar un sistema de resolución de disputas independiente.

COOPERACIÓN EN ORGANISMOS INTERNACIONALES

La reunión ha puesto de manifiesto la buena sintonía entre Bruselas y Canberra para trabajar en la arena multilateral. Aparte de en materia comercial, también han enfatizado la importancia de cooperar en la gestión de la crisis por la pandemia de coronavirus. Ambos han destacado la ayuda prestada a ciudadanos bloqueados durante la primera oleada del virus y, de cara a la distribución de la vacuna, han insistido en la relevancia de respaldar iniciativas como COVAX para combatir la pandemia a nivel global.

Del mismo modo, Von der Leyen, Michel y Morrison han explicitado su apoyo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y su compromiso para trabajar en mejorar la preparación del organismo ante futuras crisis. Entre otras medidas para mejorar su funcionamiento, han señalado también la puesta en marcha de una investigación independiente sobre la respuesta internacional al coronavirus.

En materia climática, los líderes se han conjurado para abordar acciones coordinadas para hacer frente al "urgente desafío" que representa el cambio climático. Para ello, ambos han reiterado su compromiso con la aplicación de las conclusiones del Acuerdo de París. Mientras que la UE ha fijado la meta de alcanzar la neutralidad climática en 2050, Australia no se ha marcado un horizonte concreto aunque habla de lograr ese objetivo "lo antes posible".