28 de septiembre de 2020
5 de agosto de 2020

Londonderry rinde tributo a John Hume en un funeral marcado por el coronavirus

Londonderry rinde tributo a John Hume en un funeral marcado por el coronavirus
Asistentes al funeral de John Hume esperan para entrar en la catedral. - NIALL CARSON/PA WIRE/DPA

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ciudad norirlandesa de Londonderry ha sido escenario este miércoles del funeral del premio Nobel de la Paz John Hume, una sentida ceremonia que se ha visto marcada por las restricciones impuestas a causa de la pandemia de coronavirus.

Entre tributos y mensajes del Papa Francisco, el Dalai Lama o Bono, el cantante del grupo de música U2, una pequeña multitud de asistentes ha entrado en la Catedral de San Eugenio, donde se ha realizado el acto.

A pesar de las peticiones realizadas por la familia, que ha prometido llevar a cabo un homenaje más adelante en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan, decenas de personas se han congregaron en el exterior de la iglesia.

Hume, que falleció el lunes a la edad de 83 años, se encuentra entre los fundadores del Partido Socialdemócrata y Laborista (SDPL) y es considerado como uno de los políticos que más contribuyó a poner fin al conflicto norirlandés.

Entre los asistentes se encuentran la ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, la viceministra principal norirlandesa, Michelle O'Neill, el primer ministro irlandés, Micheál Martin, y el presidente de Irlanda, Michael D. Higgins, entre otras figuras relevantes de la política irlandesa y norirlandesa.

Según la cadena BBC, cerca de un centenar de personas, principalmente familiares y amigos, han acudido al funeral, al que se estima que habría asistido una gran multitud si no fuera por la pandemia.

Hume, que murió en una residencia donde vivía por la demencia senil que sufría desde hace años, estuvo implicado en las negociaciones secretas que dieron lugar al Acuerdo Anglo-Irlandés de 1985, rechazado posteriormente por ambas partes, y en el Proceso Hume-Adams que favoreció el primer alto el fuego del IRA en 1994 y despejó el camino hacia los Acuerdos de Viernes Santo de 1998.

Para leer más