9 de agosto de 2020
3 de julio de 2020

López Obrador reconoce constantes amenazas a funcionarios tras el ataque contra el jefe de Seguridad del DF

López Obrador reconoce constantes amenazas a funcionarios tras el ataque contra el jefe de Seguridad del DF
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador - JAVIER LIRA/NOTIMEX/DPA - ARCHIVO

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha reconocido este viernes que hay constantes amenazas contra servidores públicos, tras conocerse que otros altos cargos estaban entre los objetivos del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), a quien se atribuye el reciente atentado contra el jefe de Seguridad de Ciudad de México, Omar García Harfuch.

"Constantemente hay anuncios, llamadas, amenazas a servidores públicos y se toman precauciones siempre", ha dicho López Obrador en la rueda de prensa diaria al ser preguntado sobre este asunto, según informa el diario mexicano 'Milenio'.

'Milenio' ha revelado este viernes que a principios de junio el Centro Nacional de Inteligencia mexicano tuvo acceso a un audio en el que se habla de un atentado inminente del CJNG contra un cargo público.

Al parecer, entre los objetivos del CJNG estaban, además de Harfuch, su homólogo nacional, Alfonso Durazo; el ministro de Exteriores, Marcelo Ebrard; y el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

López Obrador ha confirmado que las autoridades mexicanas tuvieron conocimiento de un posible atentado contra Harfuch diez días antes de que se materializara. "Se mencionaba a los posibles blancos, entonces se dio la instrucción, primero de informarles y después de cuidarlos, protegerlos", ha dicho.

AMLO, como le ha bautizado la prensa mexicana, ha defendido que fue una labor de Inteligencia, "no espionaje", y ha asegurado que gracias a ella "no fue más grave la situación, aunque fue algo muy delicado".

El pasado 26 de junio, Harfuch fue interceptado por un grupo de hombres armados que abrieron fuego contra él cuando se desplazaba por Ciudad de México. Él resultó herido y otras tres personas murieron.

Poner fin a la violencia desatada por el crimen organizado es uno de los objetivos que se fijó López Obrador cuando llegó a la Presidencia de México, hace casi dos años, pero aún se le resiste.

Para leer más