3 de marzo de 2021
12 de enero de 2014

Machar pide la liberación de los dirigentes políticos presos antes de negociar un alto el fuego

ADDIS ABEBA, 12 Ene. (Reuters/EP) -

El líder rebelde de Sudán del Sur, Riek Machar, ha pedido al Gobierno del presidente Salva Kiir la puesta en libertad de los dirigentes políticos encarcelados como condición para acceder a negociar un alto el fuego en los enfrentamientos entre sublevados y el Ejército, según ha explicitado el enviado de Estados Unidos para Sudán y Sudán del Sur, Donald Booth.

"Algunas de las principales preocupaciones que planteó fueron sobre la liberación de detenidos, que ha convertido en una condición desde el principio para la firma de un acuerdo de cese de las hostilidades", ha indicado Booth tras una reunión entre mediadores internacionales y Machar.

En concreto, Machar se ha entrevistado con tres representantes de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), una organización suprarregional que aglutina a siete países del África oriental, y con el propio Booth.

"Lo que necesitamos de verdad es seguir presionando al Gobierno para encontrar un modo de permitir que esos detenidos participen en las negociaciones políticas", ha añadido el diplomático estadounidense.

Según la propia IGAD, los representantes del organismo han viajado de nuevo a Yuba tras reunirse con Machar para intentar convencer a Kiir de que libere a los detenidos, acusados de implicación en un supuesto intento de golpe de Estado.

Booth dijo que Machar además señaló su "preocupación acerca de la intervención miliar de Uganda en Sudán del Sur, y que había expresado sus temores sobre si se respetaría un acuerdo de cese al fuego".

Los rebeldes han acusado a la vecina Uganda de ayudar a Kiir lanzando ataques aéreos contra sus posiciones, algo que Kampala niega. Las tropas ugandesas patrullan el aeropuerto de Yuba y vigilan el palacio presidencial a petición de Kiir.

Más de un millar de personas han muerto desde la sublevación del 15 de diciembre liderada por Machar. El presidente Kiir destituyó a Machar en julio y le acusa de intentar un golpe de Estado, mientras que éste asegura que Kiir está acabando con todos sus rivales políticos.

El pasado viernes Kiir ofreció una tregua a los rebeldes y la liberación de ocho de los 11 dirigentes políticos detenidos por su presunta implicación en el golpe de Estado, pero los sublevados no han contestado a esta oferta.