23 de septiembre de 2020
12 de agosto de 2020

Macron aboga por "evitar toda injerencia extranjera" en Líbano y pide "reformas políticas y económicas"

Macron aboga por "evitar toda injerencia extranjera" en Líbano y pide "reformas políticas y económicas"
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, durante su visita oficial a Líbano tras las explosiones en el puerto de Beirut - -/DALATI & NOHRA/DPA

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha abogado este miércoles por "evitar toda injerencia extranjera" en la situación en Líbano, así como por la formación de un Gobierno en el país que pueda poner en marcha "las reformas políticas y económicas necesarias", a raíz de la dimisión del Ejecutivo tras las explosiones de la semana pasada en la capital, Beirut.

Macron ha defendido durante una conversación con su homólogo iraní, Hasán Rohani, la necesidad de convocar una conferencia internacional "de apoyo a Beirut y al pueblo libanés", así como de "evitar toda escalada de tensiones" en el país.

Por otra parte, ha destacado que el nuevo Ejecutivo libanés deberá "satisfacer las demandas del pueblo libanés", tras la oleada de manifestaciones iniciada en octubre --que provocó la caída del Gobierno de Saad Hariri-- y las nuevas protestas contra las autoridades tras las explosiones.

Rohani ha manifestado por su parte que "Líbano necesita más unidad entre sus grupos políticos". "Todos debemos ayudar a crear esta unidad. Líbano necesita un Gobierno firme y el Parlamento libanés y todos los partidos deben trabajar en este sentido", ha agregado.

En este sentido, ha aplaudido además la invitación formulada por Macron para que Teherán se una al grupo de acción internacional para intentar hacer frente a la situación en el país asiático, según ha recogido la agencia iraní de noticias Mehr.

El presidente francés ha mantenido horas después una conversación telefónica con su homólogo ruso, Vladimir Putin, ante el que ha subrayado la importancia de que los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas "trabajen juntos para rebajar tensiones, en interés de la estabilidad de Líbano y toda la región".

Por último, ha reiterado la necesidad de un apoyo internacional "a la puesta en marcha de un Gobierno que permita la reconstrucción de Beirut, la aplicación de reformas y que aporte una respuesta a las aspiraciones del pueblo libanés", tal y como ha informado el Elíseo a través de un comunicado.

Macron acudió a Beirut tras las explosiones, en un viaje oficial en el que anunció que Francia organizará una conferencia de ayuda y pidió una "refundación" política en Líbano, antes de abogar por dejar de lado "un sistema capturado por una corrupción organizada".

El primer ministro libanés, Hasán Diab, anunció el lunes la dimisión del Ejecutivo a raíz de las movilizaciones en el país para exigir responsabilidades por las explosiones, un discurso en el que sostuvo que su Gobierno "da un paso atrás para estar junto a la población".

El incidente ha sido atribuido inicialmente a la explosión accidental de 2.750 toneladas de nitrato de amonio mal almacenado, si bien el presidente libanés, Michel Aoun, dijo el viernes que aún no descarta la posibilidad de que una "interferencia externa" fuera la causa.

Las explosiones han tenido lugar en un momento en el que Líbano atraviesa una grave crisis económica --la peor desde la guerra civil (1975-1990)-- y se teme que la destrucción ocasionada por las mismas impacten directamente en la importación de alimentos y otros productos básicos.

Para leer más