24 de mayo de 2019
30 de marzo de 2014

Maduro anuncia denuncias en instancias internacionales por el "ecocidio" de la "derecha"

CARACAS, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado este sábado que su Gobierno denunciará en instancias internacionales dedicadas a la protección del medio ambiente el "ecocidio" supuestamente cometido por "la derecha" en el país iberoamericano.

Maduro ha explicado que en el marco de las protestas que se desataron el pasado 12 de febrero, tanto a favor como en contra de su Gobierno, "grupos violentos y fascistas han cometido un verdadero ecocidio".

"No estamos exagerando. Nunca antes, jamás, un grupo político, en este caso de la derecha, había atentado masivamente contra la naturaleza y la vida como se ha hecho ahora. No dejo de sorprenderme de lo que esta gente, con su odio, ha sido capaz de hacer", ha dicho.

El jefe de Estado ha detallado que "más de 5.000 árboles han sido destruidos para hacer barricadas en varias ciudades del país". "¿Qué tiene que ver la vida de un árbol con el deseo loco de derrocar al presidente constitucional de Venezuela?", ha preguntado.

"Yo he dado órdenes a los organismos de Inteligencia, dado que tenemos las fotos y los videos de estos casos, que se identifique, ubique, capture y se le entregue a la Fiscalía a todos los responsables", ha anunciado.

"Hagan el expediente, con las fotos, los videos y los responsables porque vamos a denunciarlos en los organismos internacionales que protegen el medio ambiente. Vamos a denunciar a la derecha venezolana por cometer ecocidio", ha añadido.

Maduro ha hecho estas declaraciones ante las miles de personas, en su mayoría pertenecientes a grupos ecologistas, que hoy han marchado hasta el Palacio de Miraflores para recordar que "Venezuela cuenta con un "batallón de mujeres y hombres que no están dispuestos a negociar su derecho a un ambiente sano, a la paz y a la vida".

LA "OBSESIÓN" DE EEUU

Por otro lado, ha denunciado la "obsesión" de Estados Unidos con él, en alusión a las recientes declaraciones del Departamento de Estado sobre la crisis política en Venezuela, en las que llama al diálogo con la oposición y apoya la designación de un mediador.

No obstante, la subsecretaria para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, advirtió de que "si no hay movimiento, si no hay la posibilidad de diálogo, si no hay espacio democrático para la oposición, Estados Unidos tendrá que pensar en aplicar sanciones".

"Allá ustedes con su obsesión, nosotros estamos para trabajar por nuestra patria. Seguiremos construyendo paz, patria y vida", ha dicho Maduro, recordando que, a pesar de que Estados Unidos opina sobre asuntos ajenos, "no aguanta una pedida para no meter sus natices en los asuntos internos de nuestro país".

CAOS EN TÁCHIRA

Además, ha denunciado la situación en el estado de Táchira, alertando de que "grupos paramilitares pagan" a la oposición en su capital, San Cristóbal, para desatar el caos y desestabilizar así al Gobierno nacional.

"Nos quieren quitar el Táchira. ¡Atención! Bandas de Paramilitares quieren crear el caos total para sacarla de Venezuela, para quitársela a Venezuela", ha advertido, de acuerdo con Noticias24.

CRISIS VENEZOLANA

La crisis política en Venezuela se desató el pasado 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, lo que ha dejado 39 muertos, 559 heridos y 168 detenidos.

Desde entonces, opositores y oficialistas han marchado a diario para repudiar las acciones del contrario y llamar a un diálogo que aún no se ha producido porque la oposición exige antes la liberación de los detenidos, el desarme de los grupos pro gubernamentales y el fin de la represión.

La inestabilidad de Venezuela ha llevado a sus vecinos regionales a reunirse para buscar una solución. La Organización de Estados Americanos (OEA) se ha limitado a hacer un llamamiento al diálogo, a pesar de que Panamá había solicitado medidas efectivas, lo que ha llevado a Venezuela a romper las relaciones bilaterales.

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) fue un paso más allá, expresando su respaldo al Gobierno de Maduro y anunciando la creación de una comisión conformada por los ministros de Exteriores del bloque regional para acompañar el diálogo en el marco de la Conferencia Nacional por la Paz.

Los cancilleres regionales han conseguido que Gobierno y oposición acepten sentarse a la mesa de negociaciones con la mediación de "un tercero de buena fe" de mutuo acuerdo para superar, de una vez por todas, esta crisis política.

Para leer más