17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 13 de agosto de 2018

    Los malienses votan en la segunda vuelta de las presidenciales en medio de fuertes medidas de seguridad

    Los malienses votan en la segunda vuelta de las presidenciales en medio de fuertes medidas de seguridad
    REUTERS / LUC GNAGO

    BAMAKO, 13 Ago. (Reuters/EP) -

    Los malienses han votado este domingo en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del país, en una jornada que según observadores ha tenido una baja participación, donde varios centros de votación han sufrido ataques por hombres armados y ha muerto al menos una autoridad electoral.

    Miles de soldados han sido movilizados para proporcionar seguridad este domingo, después de que la primera vuelta de las elecciones celebrada en julio se viera afectada por ataques de milicianos y acusaciones de fraude por parte de la oposición.

    El Grupo Ciudadano de Observación de Malí (POCIM) ha informado de que ha habido un "clima de tensión persistente en algunos centros de votación en Segou, Bamako y varias otras localidades" durante la votación, y ha añadido que la participación ha sido baja.

    Hombres armados han matado al presidente de la oficina electoral en la aldea de Arkodia en Niafunke, segúnn el POCIM, algo que el Gobierno aún no ha confirmado.

    Se espera que el actual presidente, Ibrahim Boubacar Keita, de 73 años, gane su segundo mandato a pesar de que no ha podido frenar el aumento de la violencia étnica y miliciana.

    Por su parte, el opositor Soumalia Cissé, de 68 años, exministro de Finanzas, ha asegurado que confía en una victoria aunque también ha acusado al Gobierno de intentar introducir votos falsos.

    Malí es una de las preocupaciones de las potencias occidentales. Los milicianos, algunos vinculados con Al Qaeda y Estado Islámico, se han reagrupado desde que las tropas francesas les obligaron a retroceder en 2013 desde zonas que habían capturado en el norte.

    Ahora están expandiendo su influencia nuevamente a través del desierto al norte y hacia el centro del país. Francia -la antigua autoridad colonial del país- y Estados Unidos han desplegado tropas en la región para combatir la amenaza.

    Malí también es una importante ruta de tránsito para inmigrantes ilegales que intentan llegar a Europa, una preocupación en las capitales de la Unión Europea.

    Para leer más