29 de noviembre de 2020
8 de agosto de 2007

Al Maliki pide al Ejecutivo de Teherán una mayor cooperación para frenar la violencia en Irak

Al Maliki pide al Ejecutivo de Teherán una mayor cooperación para frenar la violencia en Irak

TEHERÁN, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, aprovechó su visita a Teherán para pedir hoy al Ejecutivo iraní una mayor cooperación en materia de seguridad para frenar la violencia imperante en Irak.

La visita de Al Maliki a Irán, la segunda este año, coincide con la celebración de una reunión regional para abordar los problemas de seguridad en Irak, que arrancó hoy en Damasco, y se produce dos días después de que los embajadores norteamericano e iraní en Bagdad se reunieran, junto a comités de expertos iraquíes, iraníes y estadounidenses, para analizar las maneras de mejorar la seguridad en Irak.

Según explicó un asesor del primer ministro iraquí, éste le pidió al vicepresidente iraní, Parviz Davoodi, con quien hoy se entrevistó, "una cooperación en seguridad real con Irán", mientras que Davoodi le respondió que "Irán siempre ha puesto atención en proporcionar y mejorar la seguridad en Irak", informa la agencia estatal iraní IRNA.

Asimismo, el vicepresidente iraní comprometió "el apoyo (iraní) a una coalición fuerte y unida" en torno a la figura del propio Al Maliki, explicó el asesor del primer ministro, sin querer elucubrar si eso se traduce en un apoyo a un Ejecutivo integrado en exclusiva por chiíes y que margine a los suníes del poder.

Ambos interlocutores abordaron la reactivación de convenios entre ambos países en los sectores eléctrico, petrolífero y gasista y según los cuales, Irán participaría en la construcción de una central energética en Ciudad Sadr --barrio bagdadí bastión de la milicia chií Ejército del Mahdi-- para abastecer a la población iraquí de energía. Irán suministrará también a Irak 400.000 toneladas de queroseno y gas licuado a lo largo de 2007.

Las autoridades iraquíes no han querido confirmar ni desmentir su intención de presionar directamente a Irán ni abordar las acusaciones de Estados Unidos contra el régimen de los ayatolás, al que culpa de suministrar armas a las milicias chiíes que operan en Irak.

Por su parte, el portavoz del Ejecutivo iraquí, Ali al Dabbagh, explicó que el motivo de la visita responde al objetivo de estrechar los acuerdos comerciales y de seguridad entre ambos países que hacen de Irán, dijo, "una base positiva" de apoyo a Irak.

Sin embargo, ni las autoridades iraquíes ni las iraníes han desvelado qué tipo de cooperación en cuestiones de seguridad busca Irak con Irán y que abordarán durante los tres días que dura la visita de Al Maliki, quien confirmó a la agencia AP de camino a Irán que Irak "quiere promocionar las relaciones económicas y de otra índole que contribuyan a combatir el terrorismo y los desafíos que plantea".

El primer ministro iraquí también mantuvo una reunión cara a cara con el máximo responsable nuclear y secretario del Consejo de Seguridad Nacional Supremo de la República Islámica de Irán, Ali Lariyani, según reveló el asesor de Al Maliki, quien también tiene previsto reunirse a lo largo de su estancia en Irán con el líder espiritual iraní, el ayatolá Ali Jameneí y el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.