27 de enero de 2020
9 de diciembre de 2019

Manifestantes irrumpen en el edificio de la oficina del primer ministro de Malta

Manifestantes irrumpen en el edificio de la oficina del primer ministro de Malta
Activistas realizan una sentada en el interior del edificio que alberga la oficina del primer ministro de Malta - REUTERS / MARK ZAMMIT CORDINA

VALETTA, 9 Dic. (Reuters/EP) -

Unos 40 activistas han conseguido irrumpir en el edificio que alberga la oficina del primer ministro de Malta, Joseph Muscat, a primera hora de este lunes para reclamar su renuncia inmediata en medio de la investigación por el asesinato en 2017 de la periodista Daphne Caruana Galizia.

Aunque hasta ahora Muscat no se ha visto directamente implicado en la investigación, ha anunciado que dejará el cargo en enero una vez el Partido Laborista elija a su sucesor. El testimonio de un sospechoso clave en el caso ha vinculado a personas del círculo próximo al mandatario con el asesinato.

Unos 40 activistas han sorprendido a policías y soldados y se han abierto camino en el edificio del siglo XVI en La Valeta desde una entrada lateral, provistos con tambores, silbatos, banderas y megáfonos.

A continuación, se han sentado y han bloqueado la entrada, reclamando la renuncia de Muscat, quien no se encontraba en el edificio en esos momentos.

La estabilidad política de la isla se ha visto sacudida en las últimas semanas ante el giro que ha dado la investigación del asesinato de la periodista, que murió por una bomba colocada en su coche.

El jefe de gabinete de Muscat, Keith Schembri, ha sido citado entre los implicados o conocedores del complot para su asesinato. Como resultado de ello, Schembri dimitió y está siendo investigado, si bien ha negado haber actuado de forma indebida.

"Malta ha tocado fondo. Esto no solo tiene que ver con la corrupción sino con un asesinato político", ha defendido los activistas mediante un megáfono durante su protesta. Todos ellos defienden que la postura de Muscat es insostenible y reclaman una investigación exhaustiva de todos los implicados, no que se encubra lo sucedido.

Policías y soldados se han limitado a observar a los activistas, que no han hecho ningún intento por subir las escaleras que llevan a donde se encuentran las oficinas administrativas.

Para leer más