11 de diciembre de 2019
17 de noviembre de 2019

Los manifestantes recuperan un tercer puente de Bagdad durante la jornada de huelga general

Los manifestantes recuperan un tercer puente de Bagdad durante la jornada de huelga general
Puente Sinak ocupado por manifestantes en Bagdad - REUTERS / THAIER AL-SUDANI

BAGDAD, 17 Nov. (Reuters/EP) -

Los manifestantes acampados en el centro de Bagdad han recuperado este domingo el control de un tercer puente que comunica con la Zona Verde, donde se encuentran las sedes del Gobierno y de las principales embajadas extranjeras. El avance se produce en plena jornada de huelga general.

Las fuerzas de seguridad han empleado gas lacrimógeno y bombas aturdidoras para intentar evitar el avance de los manifestantes, pero finalmente han tenido que abandonar el puente Ahrar.

Tras el avance, se han levantado barricadas con armarios viejos, contenedores de basura y planchas de hojalata para evitar un contraataque de las fuerzas de seguridad, parapetadas en el último muro defensivo al otro lado del puente. Los manifestantes afectados por el gas lacrimógeno han sido evacuados en motocarros, ha relatado un cámara de Reuters.

El sábado los manifestantes recuperaron el vecino puente Sinak y un edificio alto situado cerca del mismo que era utilizado por las fuerzas de seguridad. Un tercer puente, el de Jamhuriya, se encuentra ocupado desde el 25 de octubre.

En la ciudad de Basora, en el sur del país, grupos de manifestantes han cortado las principales calles de la ciudad. En respuesta a la convocatoria de huelga, las autoridades han declarado festivo este domingo en cuatro provincias del sur del país: Wasit, Babel, Misan y Dhi Qar y en Bagdad muchos colegios han sido cerrados por manifestantes.

Las protestas están respaldadas por el clérigo chií Muqtada al Sadr, quien el pasado miércoles publicó en Twitter un listado de recomendaciones para los manifestantes e instó a todos los funcionarios a hacer huelga "al menos un día".

Las protestas comenzaron el 1 de octubre y tras una breve pausa por la festividad chií del Arbaín resurgieron con más fuerza par pedir el fin del régimen actual y la dimisión de la Presidencia, del primer ministro y del presidente del Parlamento.

Al menos 320 manifestantes y miembros de las fuerzas de seguridad han muerto en las protestas y hay unos 15.000 heridos en los disturbios. Los manifestantes han cortado los accesos por carretera a los principales yacimientos petrolíferos del sur del país así como a los puertos de exportación del crudo y los centros de las ciudades están en gran parte bloqueados.

Además, este sábado la cadena Al Sumaria ha informado citando fuentes médicas que "más de 700 de los heridos padecen discapacidad crónica" en su mayoría por el impacto de botes de gas y balas en la columna vertebral o en las piernas.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Internacional