19 de agosto de 2019
21 de agosto de 2014

Marina Silva acepta su nominación por parte del PSB y será la candidata del partido en las presidenciales

BRASILIA, 21 Ago. (Reuters/EP) -

La ecologista Marina Silva ha aceptado este miércoles su nominación por parte del Partido Socialista de Brasil (PSB) para las elecciones presidenciales que se celebrarán el 5 de octubre, reemplazando así a Eduardo Campos, que falleció la semana pasada en un accidente de avión.

Una encuesta publicada el lunes mostró a Silva empatada en segundo lugar con el socialdemócrata Aécio Neves, ambos detrás de la actual presidente, Dilma Rousseff, quien parte como favorita para lograr su reelección.

El sondeo sugiere que Silva podría forzar una segunda vuelta, en la que podría derrotar a Rousseff a través de los apoyos de otros partidos derrotados en la primera ronda.

Este mismo miércoles, el diputado federal Beto Albuquerque confirmó que será candidato a la Vicepresidencia de Brasil por el PSB. "No dejaremos a mitad el proyecto que comenzó Eduardo (Campos)", afirmó.

"No vamos a concluir este proyecto, vamos a ganar las elecciones para dar continuidad al trabajo revolucionario que sirve de base para Marina (Silva) y para mí. Su muerte no ha sido en vano", dijo Albuquerque tras anunciar su candidatura a la Vicepresidencia en Recife, en el noreste de Brasil, donde el PSB se ha reunido durante la jornada.

Albuquerque declaró sentirse muy honrado de poder recibir este cometido ya que es "una tarea muy importante a cargo del PSB, de Renata (mujer de Campos), sus hijos, representar el pensamiento y el legado y la trayectoria de Eduardo Campos".

El candidato a la Vicepresidencia de Brasil destacó que la campaña del PSB está "absolutamente" en sintonía con la trayectoria de Campos y resaltó que serán mantenidas las alianzas políticas del partido en los estados, algo a lo que Silva, la que hasta ahora era la segunda de Campos, había llegado a oponerse.

Por otro lado, en un encuentro con la prensa, Albuquerque criticó los "ataques" a Silva por sus adversarios políticos, después de la muerte de Campos la semana pasada. "No nos asusta lo que nuestros adversarios digan que van a ensañarse con Marina. Nosotros tenemos que ensañarnos con las cosas que se están haciendo mal en Brasil", remachó.

Para leer más